¿Qué es el síndrome de las piernas inquietas?

Que-es-el-sindrome-de-las-piernas-inquietas-1.jpg iStockphoto/Thinkstock

¿Tu pareja se queja por las vueltas y patadas que das durante la noche? Quizás sea porque sufres el síndrome de las piernas inquietas, también conocido como Síndrome de Ekborn, un trastorno que aún los especialistas no pueden explicar con precisión, pero que afecta a un porcentaje importante de la población.

Si bien podemos experimentar esta problemática durante todo el día, es principalmente durante la noche, al acostarnos, cuando sentimos con mayor intensidad sus efectos: hormigueo constante, necesidad de mover las piernas, ganas de caminar o levantarse, molestias para estar quieto.

Es una situación estresante porque aparece cuando queremos dormir y, por lo tanto, no logramos la tranquilidad que necesitamos para que este síndrome desaparezca. Así, estamos activos durante todo el día y también por la noche, por lo que el humor pronto comienza a variar a causa de nuestro mal descanso.

Explicación incierta

Aunque los casos de síndrome de las piernas inquietas aparecen con elevada frecuencia, los médicos siguen sin poder hallar una explicación certera para sus causas y, por ende, un tratamiento efectivo. Sin embargo, es común que se la asocie con el estrés o las personalidades hiperactivas, que no pueden relajarse ni siquiera en los momentos en que deciden hacerlo.

Pero también se ha demostrado que tiene cierta asociación con la deficiencia de vitaminas o minerales, la anemia, el embarazo o etapa de lactancia y la insuficiencia renal. Por ello, hoy por hoy el tratamiento recomendado está orientado a la reducción del estrés y los nervios, con ansiolíticos y relajantes; y a equilibrar la dieta del paciente.

Consejos para tratarlo

Uno de los principales consejos que dan los médicos para tratar el síndrome de las piernas inquietas es tomar ibuprofeno o algún otro medicamento que haga las veces de relajante muscular. También proponen darse una ducha de agua caliente y practicar yoga o alguna disciplina vinculada con la armonización del cuerpo. El objetivo es simple: relajar los músculos para que el síndrome desaparezca o, al menos, se alivie al punto de no resultar una molestia para cuando queremos descansar.

Que-es-el-sindrome-de-las-piernas-inquietas.jpg iStockphoto/Thinkstock

Otra manera de lograr este propósito es estableciendo una rutina para irnos a dormir. Alterar las horas de sueño puede ser perjudicial para quienes sufren este síndrome, por eso lo recomendable es acostarse siempre a la misma hora. Además, ayudaría a esta situación beber una taza de té de hierbas, de leche caliente o leer en la cama antes de apagar las luces, para que nuestro cuerpo se prepare para el descanso.

Finalmente, el consejo que todo médico te va a dar: tratar de eliminar de tus hábitos de consumo el alcohol, el tabaco y la cafeína, tres productos que tienen propiedades estimulantes e impiden lograr un relax total.

Prueba estos consejos y verás que dormirás mejor durante las noches y te sentirás mejor por las mañanas. Además, ¡tu pareja sin dudas te lo agradecerá!

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.