Gimnasio casero y barato

Gimnasio-casero-y-barato-1.jpg Comstock/Comstock/Thinkstock

La excusa de que no podemos hacer ejercicio porque no tenemos tiempo o porque no podemos pagar la cuota de un gimnasio ya no nos va a servir más. Hacer ejercicio es algo muy sencillo, con cualquier cosa nos podemos ayudar para realizarlo. Sólo tenemos que mantenernos en movimiento y obligando a ejercitar músculos del cuerpo de forma específica y separada.

Podrás gastar un poco de dinero en algunos aparatos o sacar tu parte más de manitas para conseguir realizar tus propios instrumentos para el gimnasio casero de forma sencilla y gratuita.

¿Cómo empezar?

Para realizar ejercicio físico diario sin excusas lo más importante sigue siendo la fuerza de voluntad y eso es algo que tiene que nacer de ti de forma exclusiva. Aún teniendo un gimnasio completamente montado y moderno en nuestra casa, si nos falta esa fuerza de voluntad, no tendríamos nada que hacer al respecto.

Buscar la ayuda de nuestra pareja o de un amigo que haga estos ejercicios diariamente con nosotros será de gran ayuda para mantener la motivación. Una vez que vayamos viendo los resultados en nuestra salud y en nuestro físico, la motivación irá en aumento e iremos creando nuestra propia fuerza de voluntad.

Usando los elementos de nuestra casa

Para ponerte un ejemplo inicial y en el caso de que tengas escaleras en tu casa, debes de saber que subir y bajar escaleras es un excelente ejercicio para tus piernas y glúteos. Que sirva de ejemplo para que te des cuenta de que no necesitas de un gimnasio, ni de un gasto de dinero para realizar ejercicio en tu casa.

Si no dispones de escaleras te proponemos el famoso ejercicio de steps que simula el movimiento de subir y bajar escaleras colocando un pequeño cajón que tenga la altura más o menos de un escalón. Ponte de frente al televisor viendo tu programa favorito y sube y baja este cajón. Verás como pronto rompes a sudar y notas como tus piernas se van ejercitando. 

Gimnasio-casero-y-barato-2.jpg Sean Murphy/Lifesize/Thinkstock

Otra parte importante es la de las flexiones y abdominales. Apoyando nuestras manos en el apoya brazos del sofá o bien en la cama y colocándonos en posición diagonal con respecto al suelo, podemos realizar flexiones en series de 10 con intervalos de descanso.

Empezaremos con estos ejercicios de forma suave y los iremos aumentando conforma pasen los días y notemos como nuestros músculos van respondiendo cada vez más y mejor.

Para fortalecer las abdominales y cuádriceps podemos sentarnos en una silla mientras vemos una película y con un peso en nuestros pies juntos, por ejemplo, un saco con arena o tierra, podemos levantarlo y  notaremos como nuestros músculos abdominales van trabajando.

Un pequeño gasto para el gimnasio en casa

Si puedes realizar algún gasto para complementar estos pequeños y sencillos ejercicios caseros, te proponemos la compra de una bicicleta estática que es uno de los mejores ejercicios para adelgazar y algunas pesas de diferentes pesos para que realices ejercicios de levantamiento en series, siempre de menos a más.

Gimnasio-casero-y-barato-3.jpg

Una de las reglas fundamentales para mantener la motivación en estos casos, es la de realizar ejercicios hasta el punto en el cual no lleguemos al cansancio total. Siempre debemos de acabar con energía para realizar más ejercicio e ir aumentando nuestras marcas cada cierto tiempo.

Como podemos ver, el dinero o la falta de tiempo ya no son excusas para realizar ejercicio y mantener un cuerpo sano y tonificado.

Artículos recomendados

Comentarios

1 Comentarios

Solo necesitamos fuerza de voluntad, y ser constantes, no hacerlo, cuando nos acordamos. Y mantener una dieta saludable. Existen muchos programas de TV que nos pueden ayudar, y si no hay para comprar maquinas, no importa, ¡lo que cuenta son las ganas!

Mié, 2012-11-28 17:09