Errores al consumir alimentos saludables

56400409.jpg Medioimages/Photodisc/Thinkstock

Tienes la mejor intención de incluir la mayor cantidad de alimentos saludables en tu alimentación diaria. ¡Perfecto! Pero, ¿sabes si lo estás haciendo del modo correcto? Porque hay formas “incorrectas” de consumir alimentos sanos de manera tal que no se aprovechan los nutrientes, vitaminas y minerales que contienen, o de sumar calorías, azúcar y sal innecesarios en la dieta.

¿Sabes cuál es la mejor forma de comer una manzana, elegir los frijoles enlatados o cocinar brócoli? Quédate leyendo este artículo de VivirSalud en el que te contamos cuáles son esos comunes errores al consumir alimentos saludables.

Errores de alimentación

Freír las patatas dulces

153403266.jpg Las patatas dulces son un alimento saludable con propiedades antiinflamatorias que nos aporta antioxidantes y vitamina A. Puedes repasar más sobre ellas en nuestro artículo de los beneficios de los vegetales anaranjados. ¡Debemos integrarlas a nuestra dieta! Pero no fritas, pues con este método de cocción le estamos añadiendo muchas calorías y grasas. Otro error es servirlas con mucha mantequilla y azúcar. ¿Cómo preparar las patatas dulces de una manera sana? Pues, hirviéndolas o asándolas enteras o en cubitos.

Comer manzana sin piel

156334974.jpg ¡No debemos pelar las manzanas! Comer una manzana sin piel es sinónimo de no aprovechar la gran mayoría de los nutrientes, vitaminas y minerales que nos aporta, pues justamente estos se concentran en su cáscara. La piel de las manzanas es rica en vitamina A, vitamina C, potasio, calcio, hierro y ácido fólico. Asegúrate de comprar manzanas orgánicas con la cáscara de color rojo o verde.

Hervir el brócoli

101491462.jpg Si bien llevar el brócoli a hervor es uno de los métodos más comunes a la hora de cocinarlo, no es de los más provechosos, pues con ello le estamos quitando propiedades nutricionales al alimento. Lo recomendable para que este saludable vegetal mantenga intactos sus nutrientes es cocinarlos suavemente al vapor o saltearlos ligeramente durante unos minutos para suavizar sus tallos y tome su color verde brillante característico.

Comer mantequilla de maní salada o dulce

152980452.jpg La mantequilla de maní que utilizamos para acompañar nuestros panes y galletas es una rápida fuente de proteínas. Sin embargo, también puede ser una comida chatarra si es que elegimos un frasco de mantequilla de maní con sal, azúcar o aceites hidrogenados. Evita esos elementos innecesarios y poco saludables: compra mantequilla de maní natural o haz tu propia versión casera con un procesador de alimentos.

No cuidarse de los frijoles enlatados

151572910.jpg Los frijoles son una grandiosa fuente de fibra y proteínas, son accesibles y bajos en grasas, razones suficientes para incluirlos en nuestra alimentación. De todos modos, hay que tomar precauciones porque la mayoría de los frijoles que vienen enlatados están alineados con BPA: se ha demostrado que la exposición a ese producto químico está relacionado al cáncer y enfermedades al corazón. ¿Qué hacer en esos casos? Debes remojar y hervir los frijoles antes de consumirlos. O si no chequear que estén enlatados en latas libres de BPA.

Comer frutas secas, pero con azúcar

160544161.jpg ¿Qué mejor que calmar el hambre entre comidas que con un puñado de frutas secas? Sin dudas, es una opción saludable y recomendable para quienes están a dieta pero ¡ojo! No te engañes a ti mismo: consumir frutas secas con azúcar añadida es hacer trampa a tu salud. El consejo es que elijas un paquete de frutas secas que indique que no tiene azúcar añadida.

Espero que con estos consejos de alimentación puedas aprovechar mejor los alimentos. ¡Y acompáñame a ver más estrategias para una alimentación sana! Conoce los trucos para tener un desayuno más saludable y las combinaciones de nutrientes súper saludables.

Artículos recomendados

Comentarios