4 alimentos poco saludables que tienen sus beneficios

78631736_2.jpg

En todas partes hemos escuchado o hemos visto que ciertos alimentos son perjudiciales para el organismo y nos han advertido sobre cómo debemos cuidarnos en las cantidades de determinados elementos en nuestra dieta. Pero existe tanta confusión en torno a la mayoría de ellos, que ya no se sabe cuáles son los realmente nocivos y cuáles no.

Por esta razón es que hoy en VivirSalud queremos invitarte a esclarecer algunas ideas, particularmente, sobre 4 de los llamados alimentos “poco saludables” que en realidad tienen sus beneficios y que si se utilizan adecuadamente pueden llegar a ser muy buenos para el cuerpo.

Sal

120660021_0.jpg

La sal suele evitarse e, incluso, eliminarse de la dieta de muchas personas que sufren de presión alta o que tienen problemas de colesterol, aunque si nos detenemos un segundo en ello encontraremos algo interesante.

El cloruro de sodio, y ambos de los elementos que lo componen por separado, son esenciales para la vida. El consumo de sodio es fundamental entre otras cosas para el correcto cumplimiento de las funciones del corazón, para la transmisión de los impulsos nerviosos, para que en los intestinos los diferentes nutrientes se puedan absorber bien y, además, para prevenir la deshidratación.

El gran problema ocurre cuando se consume en exceso, sobre todo en comidas chatarra. Lo cierto es que un estudio realizado recientemente en Holanda señala que así como una dieta con excesos de sal causa problemas en el organismo, una estricta con bajas cantidades también lo hace.

Consumir poca sal incluso puede ser peor para controlar los niveles de colesterol. Lo que suele recomendarse es no sobrepasar el consumo de 6 gramos de sal por día.

Grasas

139259860.jpg iStockphoto/Thinkstock

A pesar de que eliminar la grasa de una dieta puede ser algo bastante difícil de lograr, existen muchas personas que se esfuerzan constantemente en quitar todas las grasas posibles de sus comidas y eso no está bien.

La grasa es un contenido fundamental para cada célula de nuestro cuerpo y, en especial, para el cerebro. También es necesario en el sistema digestivo para lograr absorber y utilizar ciertas vitaminas, por supuesto que siempre con un consumo moderado.

Los bajos niveles de grasa en el cuerpo, entre otras tantas cosas, puede producir pérdida de cabello, depresión, falta de energía, debilitamiento del sistema inmunológico y desajustes hormonales.

Chocolate

120631156_0.jpg

Ya todos sabemos que el chocolate tiene sus beneficios pero, claro, que mientras su consumo no sea en exceso. Comiendo aproximadamente entre 1 y 3 onzas de chocolate negro por día se puede mejorar la salud del corazón y el sistema circulatorio fácilmente.

Como resultado se puede controlar mejor los niveles de presión en la sangre, limpiar las arterias, reducir los riesgos de infarto, etc. El chocolate también es un afrodisíaco natural, nos levanta el ánimo y simplemente es delicioso. ¡Y hasta también ayuda a adelgazar!

Por último, el chocolate también es un antioxidante, por ende disminuye las posibilidades de contraer peligrosas enfermedades como el cáncer. Su consumo moderado ayuda a mantenerse más joven y fortalece el cuerpo en varios aspectos.

Café

124954827_3.jpg

Son tantas las cosas que se han dicho sobre el café que a uno muchas veces le cuesta decidir si es bueno o es malo para la salud. En los últimos años se ha dicho que los beneficios del café son falsos. Sin embargo, recientemente varias son las fuentes que han comenzado a afirmar que el café sí es bueno para el organismo si se consume con moderación.

Según los expertos, consumiendo una taza o hasta dos tazas de café por día se pueden obtener sus beneficios más importantes: mejorar la memoria y reducir los riesgos de contraer diabetes tipo 2. Por supuesto que sus efectos adversos de cualquier manera estarán presentes, sobre todo el insomnio.

Recuerda que cualquiera de estos alimentos son buenos siempre que se utilizan con control. Y tú ¿consumes las cantidades adecuadas?

Artículos recomendados

Comentarios