Ejercicios con silla para hacer en casa

Imagen de Valentina Mongrell
Enviado por: Valentina Mongrell

Una silla sirve para... ¡Ejercitarse! Pues sí: eso de permanecer pegada a la silla por horas es historia. Así que levántate de la silla y prepárate para convertir a este arquetipo del sedenterismo en un nuevo símbolo de dinamismo y actividad. La hora de realizar estos ejercicios con silla para hacer en casa ha llegado.

Ejercicios para abdomen plano

Colócate en la posición que observas en el dibujo: apoya la espalda en el suelo y, los talones en la silla con las rodillas flexionadas en 90º. Haciendo fuerza con los músculos abdominales, despega los hombros del suelo e intenta tocarte las rodillas con las manos. En todo momento, los brazos deberán estar alineados con las piernas. No es necesario que te levantes mucho; con elevarte unos centímetros estará bien. Realiza 20 repeticiones.

Ejercicios para tonificar glúteos y piernas

Arrodíllate detrás de la silla y apoya las manos sobre el respaldo. Contrayendo los abdominales y haciendo fuerza con los glúteos, empuja una pierna hacia atrás y mantenla en el aire a unos 15 cm del suelo. Bájala despacio y vuelve a empujarla hacia atrás nuevamente. Repite el ejercicio unas 20 veces y luego haz lo mismo con la otra pierna.

Ejercicios para fortalecer los tríceps y espalda

Colócate en la posición que ves en la imagen: de espaldas a la silla, con las manos apoyadas sobre el asiento, los codos ligeramente doblados, las piernas extendidas y la pelvis apuntando hacia arriba. Contrae los abdominales, extiende los codos y mantén la posición por unos segundos. Vuelve a repetir este movimiento 20 veces.

Ejercicios para tonificar muslos

Párate detrás de la silla y apoya tus manos en la parte superior del respaldo. Alinea los brazos al ancho de los hombros, junta los talones y coloca los pies hacia afuera -como si formaran una V. Eleva los talones unos 8 cm y flexiona las rodillas de manera que tu cuerpo descienda unos 50 cm. Repite el movimiento 20 veces. En todo momento, recuerda mantener los abdominales apretados y la espalda derecha. En la flexión, las rodillas nunca podrán sobrepasar las puntas de los pies. 

Ejercicios para endurecer glúteos, tronco y brazos

Ponte en la posición de la imagen: apoya las manos en el respaldo y coloca el torso paralelo al suelo. Flexiona los codos en un ángulo de 90º y eleva una pierna hacia atrás hasta alinearla con la cadera. Dobla levemente la rodilla de la pierna de apoyo y contrae los abdominales. Eleva las pierna que está en el aire unos 5 cm, bájala suavemente y vuelve a subirla hasta completar 20 repeticiones. Luego haz lo mismo con la otra pierna.

Practica estos sencillos ejercicios dos o tres veces al día, varios días a la semana, y notarás que tu silueta comienza a tomar forma. Para obtener mejores resultados, combínalos con algunos ejercicios cardiovasculares. Las excusas se agotaron: ya lo tienes todo para empezar a ejercitarte. Por tanto, ¿qué estás esperando?

anterior Los mejores alimentos para tratar el colon irritable siguiente Síntomas de hipotiroidismo

Artículos recomendados

Comentarios