Errores comunes durante el ejercicio

155786948.jpg Wavebreak Media/Thinkstock

Hacer ejercicio es uno de los mejores hábitos para tener una vida sana. Pero para aprovechar los beneficios que brinda a nuestra salud, debemos preocuparnos por hacerlo bien; hay muchos errores comunes durante el ejercicio muy comunes que pueden estar perjudicando tu entrenamiento. De hecho, esos errores a veces son los culpables de por qué el gimnasio no nos da los resultados esperados.

Una vez que reconozcas los errores que puedes estar cometiendo, corrígelos y verás que rendirás mucho mejor durante la actividad física.

Lo que NO debes hacer durante el ejercicio físico

Hacer ejercicio con el estómago vacío

57306762.jpg Muchas personas creen que hacer ejercicio sin haber comido antes es una técnica efectiva para bajar de peso rápidamente. Sin embargo, no es así: como el cuerpo no recibió el “combustible” necesario, directamente quemará calorías de los músculos y no de la grasa corporal. Lo recomendado es comer algo antes de ejercitarse (tampoco comer demasiado inmediatamente antes) para tener más energía durante el ejercicio y fortalecer el metabolismo, lo que significa también que nuestro cuerpo se acostumbrará a quemar más calorías durante el día.

Beber tragos grandes de agua

146267970.jpg Beber agua antes, durante y después del ejercicio es fundamental para mantener el cuerpo hidratado. Se recomienda beber entre 29 y 177 cm cúbicos de agua cada 15-20 minutos, no todo al mismo tiempo. Beber tragos de mucha agua de una sola vez puede causar dolores estomacales, sin olvidarnos que beber más agua de lo normal puede llegar a intoxicarte; el exceso de hidratación conduce a bajos niveles de sodio en el organismo, lo que puede traer mareos, calambres y dificultad para hablar.

Distribuye tu botella de agua de manera de beber poco pero cada menos frecuencia en vez de beber varios cm cúbicos de una sola vez mientras haces ejercicio.

Repetir siempre el mismo ejercicio

126444109.jpg Si bien es bueno tener una rutina de ejercicios para guiar nuestro entrenamiento y ajustarlo de acuerdo a nuestras necesidades, al largo plazo no funciona. Cumplir una misma serie de ejercicios todos los días aburre enseguida y, en consecuencia, se pierde el entusiasmo necesario para practicar actividad física con constancia. Además, llega un momento en que tu cuerpo se acostumbra y alcanza una meseta, de manera que no ves más resultados. Por si fuera poco, con hacer siempre los mismos ejercicios puedes lesionarte por esfuerzo repetitivo.

En conclusión, asegúrate de combinar una buena dosis de ejercicios de fuerza con ejercicios cardiovasculares variados para realizar un trabajo bien distribuido por todo el cuerpo y así poder notar una constante evolución tanto en tu estado físico como en la calidad de tu entrenamiento... ¡Además de que es mucho más divertido!

Hacer ejercicio con dolor o lesiones

137420405.jpg Sentir algunos dolores pequeños o molestias mientras hacemos ejercicio es muy común. Sin embargo, cuando un dolor se vuelve constante o diferente a lo habitual es señal de que debemos parar. Es necesario tomarse un descanso y bajar la intensidad del ejercicio al menos durante un par de minutos para ver si calma. Si sigue, entonces tómate los días que creas necesarios para volver a practicar actividad física.

Hacer ejercicio con mareos o náuseas

57306584.jpg La salud debe ser tu primera prioridad; ante el menor síntoma de malestares estomacales, fatiga extrema, visión borrosa, temblores o malestares, que pueden aparecer como consecuencia del agotamiento, el calor y la deshidratación, termina con el ejercicio. No hagas más esfuerzo del que puedes hacer durante los entrenamientos.

¡Ahora ya conoces los más frecuentes errores al hacer ejercicio! Pero todavía hay más: existen errores antes de hacer ejercicio y errores después del ejercicio.

Identifica si estás cometiendo alguno de ellos.

Artículos recomendados

Comentarios