Ejercicios para el estrés

159081428.jpg iStockphoto/Thinkstock

La fórmula para combatir el estrés es una combinación de dormir profundamente cada noche para tener más energía, olvidarnos de las preocupaciones innecesarias, seguir una alimentación saludable y, sobre todo, de practicar ejercicio. Si bien la actividad física en general es muy buena para combatirlo, pues nos ayuda a liberar endorfinas que promueven en nosotros sensación de placer y bienestar, hay ejercicios para el estrés específicos para alcanzar el estado de relax y paz mental que tanto necesitamos cuando nos afecta este problema.

La base de estos ejercicios es una respiración pausada y profunda, absolutamente necesaria para poner nuestra cabeza en modo “fuera estrés” y relajar el cuerpo de molestias o dolores musculares.
¡Comienza a practicarlos!

Ejercicios para combatir el estrés

Respiración profunda

Debes situarte el lugar más cómodo y tranquilo de tu hogar, y sentarte en un sofá con la espalda recta y los hombros relajados o bien, acostarte sobre tu cama. Si quieres, puedes cerrar los ojos para concentrarte mejor y así poder dedicar tu atención solamente al ritmo de tu respiración. Concéntrate en la inhalación, luego concéntrate en la exhalación.

El ritmo de la respiración debe ser profundo y lento, pero no exagerado, sino relajado. Relaja tu abdomen y siente cómo este asciende y desciende con cada inhalación y exhalación. Intenta que la respiración sea lo más profunda posible, desde el diafragma y no desde el pecho; si no lo logras de una vez, no te preocupes, pues requiere de cierto entrenamiento.

150883593.jpg iStockphoto/Thinkstock

Realiza este ejercicio de respiración profunda de 5 a 10 minutos, todos los días y durante una semana, y notarás enseguida una diferencia en tu calidad de vida. Cuando te sientas agobiado, frustrado, nervioso o ansioso, realiza el ejercicio de la respiración profunda para lograr la calma que tanto necesitas.

No debemos subestimar el poder de los ejercicios de respiración para combatir el estrés. ¡Son realmente excelentes!

Sentir el cuerpo

Recuéstate en tu cama o sobre una colchoneta en el suelo. Cierra los ojos y concéntrate en tu respiración, lenta y profunda. Luego, cuando este ritmo de respiración se haya asentado, empieza a sentir todo tu cuerpo, desde la cabeza hasta la punta de los pies. Concéntrate en cada sensación que percibe tu cuerpo; por ejemplo, el contacto de la textura de la cama sobre los dedos de un pie. Posteriormente, concéntrate en todas las sensaciones que recorran el pie, y así sucesivamente en cada parte de tu cuerpo.

Si te distraes, retoma el ritmo pausado y profundo de respiración, y vuelve a focalizar tu concentración en la parte de tu cuerpo en la que habías quedado. Para ayudarte a concentrarte nuevamente en la respiración, imagínate cómo el aire ingresa y viaja por tu organismo, desde la nariz a los pulmones. También puedes imaginarte que te encuentras al aire libre, que te recorre una suave brisa o aire fresco alrededor.

144880143.jpg iStockphoto/Thinkstock

Practica este ejercicio entre unos 5 y 20 minutos al día, con la frecuencia que creas necesaria.

Ejercicio de meditación

Otra excelente práctica para luchar contra el estrés son los ejercicios de meditación. Ubícate en una zona tranquila de tu hogar, sin ruidos y con buena ventilación. Siéntate cómodamente en un sofa o en el suelo con la espalda recta y los hombros relajados. Cierra los ojos y lleva tu atención a tu respiración, que debe ser igual a la que describíamos en el primer ejercicio: lenta, pausada, relajada, sintiendo cómo tu abdomen se llena y se vacía de aire con cada inhalación y cada exhalación.

Si eres conciente de algo que te molesta o te duele, lleva tu atención allí. Pero no pensando en el dolor sino conectándote con la sensación. Luego, retoma la atención en la respiración. Si te distraes,  toma nota de los pensamientos que vienen a tu cabeza. Posteriormente, vuelve a focalizarte en la respiración nuevamente.

152123865.jpg iStockphoto/Thinkstock

Practica este ejercicio de 5 a 30 minutos todos los días, y con la frecuencia que prefieras. A medida que te vayas acostumbrando, puedes incrementar la duración de cada sesión de meditación.

¿Qué te han parecido estos ejercicios para el estrés? Ponlos en práctica y verás qué bien te hacen. Y para terminar les cuento otro curioso truco para combatir el estrés: ¡tener una mascota! Sí, tener mascota nos ayuda a eliminar el estrés. Sigue el link para enterarte más.

Artículos recomendados

Comentarios

1 Comentarios

Hola me lo anoto. En la respiración profunda si estás el doble de tiempo soplando que relajando te ayudará más a disminuir tensión muscular( siempre va ligada al stress) y sentirás mejor el cuerpo( propiocepción).
Te dejo un link por si te interesa.
http://www.metodomezieresmiro.com/search/label/estr%C3%A8s
Hay traductor.

Mié, 2012-02-29 12:35