¿Cómo actuar con inteligencia emocional?

82152160.jpg Jupiterimages/Goodshoot/Thinkstock

Desde hace mucho tiempo asociamos a las personas inteligentes con aquellas que tienen un alto coeficiente intelectual y que son exitosas académica y profesionalmente. Pero desde hace poco más de una década esta concepción ha cambiado y ahora se busca un concepto más amplio para considerar a alguien como inteligente.

La inteligencia emocional se refiere a todas esas capacidades que tenemos para enfrentarnos a los retos y problemas de la vida, que son necesarias para que nos desarrollemos académicamente, pero más allá que eso, para que vivamos felices y nos relacionemos correctamente con los demás. Incluso para los trabajos ahora se valoran mucho estas capacidades, por lo que en VivirSalud te contamos cómo actuar con inteligencia emocional.

¿Por qué es importante la inteligencia emocional?

Todos reaccionamos a las distintas circunstancias de la vida de una manera racional y/o emocional. A veces se nos crean graves problemas cuando no somos capaces de controlar nuestras emociones, como las crisis de pánico, la depresión, el estrés; aunque algunas no solo dependen de nosotros (ya que se producen por alteraciones de neurotransmisores y sustancias que actúan en nuestro cerebro), pueden mejorar considerablemente si manejamos nuestra forma de pensar y sentir.

También nuestra relación con los demás puede optimizarse, así como podemos mejorar como personas y aprender de las experiencias, llevando una mejor calidad de vida y todo con tan solo esforzamos por actuar usando nuestra inteligencia emocional.

83313318.jpg Michael Blann/Lifesize/Thinkstock

Reconoce tus emociones

El primer paso para actuar con inteligencia emocional es darte un tiempo para conocerte más a ti mismo e ir reconociendo las emociones que están primando en ti. Por ejemplo, si te enojas constantemente, tendrás que darte cuenta de que estás siendo muy enojón y tendrás que saber cuándo te estás enojando para poder detener tempranamente esas emociones negativas y recanalizarlas.

Aprende a controlarte

Difícil, ¿no? El autocontrol es una de las mejores herramientas que puedes tener a mano para aprender a relacionarte con los demás, pero requiere de un aprendizaje constante. Primero debes saber cuáles emociones estás sintiendo para luego poder encontrar las formas de controlarlas.

Muchas veces nos centramos en las causas de ellas, lo que es bueno para conocernos más, pero no tenemos que cerrarnos en sentirnos víctimas por las situaciones que hemos vivido, sino que tenemos que pensar que vamos a salir adelante y esforzarnos por vivir mejor.

83252675_1.jpg

Deja ir a los sentimientos

Durante el día experimentamos muchos sentimientos, que duran poco tiempo, o mucho, dependiendo de la atención que les pongamos. Podemos sentirnos enojados, contentos, tristes, sentir que nos volvemos inseguros, etc., pero si piensas que es algo pasajero y te concentras en otra cosa, verás cómo rápidamente se alejan esas sensaciones, dándole paso a la tranquilidad.

No se trata de evitar tus sentimientos, sino de sentirlos como algo normal que ya pasará y no darles mayor importancia de la que realmente tienen, al igual que a las situaciones.

134247814.jpg iStockphoto/Thinkstock

Poder lograr un equilibrio emocional te hará ser capaz de enfrentar las situaciones que te ponga la vida y poder ser feliz y positivo, a pesar de que no todo sea color de rosa. Tu forma de ver las cosas cambiará y tendrás herramientas para poder vivir. Aunque sea un camino difícil, que requiere de entrenamiento todos los días, ¡trabaja tu inteligencia emocional! y verás la diferencia.

La salud emocional es tan importante como la salud física. Quédate con nosotros en VivirSalud para seguir leyendo cómo mejorar nuestra inteligencia emocional y cómo aumentar nuestra autoestima

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.