Consecuencias de la hipertensión arterial

148107651.jpg iStockphoto/Thinkstock

La hipertensión arterial o presión arterial alta es una enfermedad que está determinada por la sangre que bombea el corazón y la resistencia de las arterias; cuanto más sangre bombea el corazón y más estrechas se encuentran las arterias, mayor es la presión arterial.

Si bien influye la edad y factores genéticos, la presión arterial puede ser consecuencia de una mala alimentación, de la falta de ejercicio físico, la obesidad, fumar y otros hábitos de vida poco saludable. Esto quiere decir que la hipertensión se puede prevenir y controlar perfectamente. De hecho, una persona puede tenerla durante años sin problemas y sin síntomas.

Sin embargo, cuando no está debidamente controlada puede traer riesgos muy graves para la salud. Estas son algunas de las consecuencias de la hipertensión arterial cuando no está controlada:

Ataques al corazón o derrame cerebral

Ambas son algunas de las más graves consecuencias de la hipertensión debido al endurecimiento y engrosamiento de las arterias (aterosclerosis) que esta enfermedad causa. Si la hipertensión no es supervisada puede causar desde ataques cardíacos hasta un derrame cerebral y otras complicaciones cardiovasculares, como insuficiencia cardíaca debido a que el corazón presenta dificultades para bombear la sangre al organismo.

Aneurisma

El aumento de la presión arterial puede causar el debilitamiento de los vasos sanguíneos, lo que puede traer como consecuencia un aneurisma o dilatación de las venas o arterias. Un aneurisma puede ser potencialmente mortal.

144279809.jpg iStockphoto/Thinkstock

Debilitamiento de los vasos sanguíneos

Este debilitamiento y estrechamiento de los vasos sanguíneos puede hacer que ciertos órganos, como los riñones o los ojos, no funcionen correctamente. Por ejemplo, la reducción o la ruptura de los vasos sanguíneos de los ojos puede resultar en la pérdida de la visión.

Síndrome metabólico

Cuando la hipertensión no es controlada, el metabolismo se altera y desencadena algunos trastornos conocidos como el síndrome metabólico. Entre ellos se encuentran la acumulación de grasa en la cintura, un aumento de los niveles de triglicéridos, bajos niveles de lipoproteína de alta densidad (el colesterol bueno), niveles altos de insulina e intolerancia a la glucosa, entre otros. Estos trastornos aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades como diabetes, insuficiencia cardíaca y derrame cerebral.

Problemas de concentración y memoria

La hipertensión también altera nuestra capacidad intelectual, pues puede afectar la capacidad de pensar, recordar y aprender. Los problemas de concentración y falta de memoria, de hecho, son más comunes en personas que padecen esta enfermedad.

Conocer cuáles son las consecuencias de la hipertensión arterial es una buena forma de tomar conciencia del peligro de esta enfermedad cuando no está controlada. Si la posees, es hora de contrarrestarla siguiendo un estilo de vida saludable; puedes leer los consejos de VivirSalud sobre el tratamiento de la hipertensión.

La hipertensión puede ser tratada perfectamente. Recuerda, ante la duda, consultar siempre con el médico.

Artículos recomendados

Comentarios