Síntomas de un preinfarto

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

Muchas cosas se han hablado sobre los preinfartos, infartos y paros cardíacos. Muchas veces no se saben bien las diferencias -aunque todos afectan al corazón-, ni las causas, tampoco qué medidas tomar. Por eso, es conveniente saber cuáles son los síntomas de un preinfarto para no asustarnos de más.

¿Qué es un preinfarto?

Un preinfarto o angina de pecho es un malestar en la zona del corazón que se produce cuando este órgano no recibe suficiente sangre rica en oxígeno. Si bien no es una enfermedad, es un síntoma bastante importante de que hay algo en el corazón que no funciona bien.

Generalmente, esto se debe a que, por diversas razones, las arterias encargadas de llevar la sangre con oxígeno al corazón, están estrechadas o presenten coagulos que las taponen, por lo cual llega menos sangre al corazón y produce dolor.

En las mujeres, la razón más común de un preinfarto es la llamada enfermedad coronaria microvascular, que de forma similar a lo anteriormente mencionado, afecta a las arterias menores.

Síntomas de un preinfarto

  
  • Dolor o malestar en el pecho -como una especie de llenura, como si un tornillo estuviera clavado en el pecho, un peso muy fuerte
  • Dolor en brazo, cuello, hombro o mandíbula del lado izquierdo
  • Náuseas
  • Fatiga
  • Dificultad para respirar
  • Ansiedad
  • Transpiración
  • Mareos

Síntomas de un preinfarto en las mujeres

Las mujeres tienen síntomas de un preinfarto un poco diferentes a los hombres: pueden sentir en el pecho un dolor como punzante, como si las hubiesen apuñalado, y son más propensas a tener náuseas y dolor abdominal.

A tener en cuenta sobre el preinfarto

El malestar puede variar en tiempo e intensidad, y se debe tener en cuenta diversos factores para determinar si la situación no es grave. Si aparecen nuevos síntomas o la situación no cesa, hay que tener en cuenta que puede deberse a algo más grave que un preinfarto.

También debemos saber que la angina de pecho tiene varios tipos: la más común es la estable, que suele aparecer con el ejercicio fuerte y va disminuyendo durante el reposo, de forma bastante rápida. Sin embargo, la angina inestable es necesario que la vea un médico. Se la considera así cuando aparece aún con el cuerpo en reposo, dura más de media hora y es inesperado.

Debemos tener en cuenta que el corazón es el motor de nuestro cuerpo. Por tanto, no debemos dejas pasar determinados dolores y es bueno estar informados para, de esta forma, evitar desgracias. Ustedes, ¿controlan y cuidan su corazón?

anterior Hábitos de ejercicio que debes tener a los 20 siguiente Alimentos con beneficios insospechados

Artículos recomendados

Comentarios