¿Por qué la miel es buena para ti?

Por qué la miel es buena para ti 2.jpg Anton Prado PHOTOGRAPHY - RF - Thinkstock

La miel es un alimento que lleva miles de años entre nosotros. Nuestras queridas abejas producen un alimento único en nuestro mundo: científicos han descubierto que, por sus propiedades y aportes nutricionales, podríamos vivir comiendo nada más que miel. Por años se agrupaba a la miel dentro del grupo de alimentos poco saludables junto con el chocolate, el café y los huevos, aunque como bien sabemos, se ha demostrado que todos estos tienen muchos beneficios para la salud. En este artículo veremos por qué la miel es buena para ti.

Historia y diferencia con otros endulzantes

Por ejemplo, la miel antes estaba encasillada en el mismo nivel del azúcar refinado o el jarabe de maíz, las llamadas "calorías vacías", o sea, alimentos con calorías pero que no aportan nada significativo en lo que respecta a la nutrición, como vitaminas o minerales u otros nutrientes. La miel, a diferencia de estos otros endulzantes, tiene muchos micronutrientes, por lo que es la mejor alternativa de todos los endulzantes.

Sus nutrientes

Los nutrientes de la miel incluyen niacina, riboflavina, Vitamina B5, calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio y zinc. También se ha descubierto que la miel es un alimento que contiene muchos antioxidantes. Un estudio llevado a cabo en la Universidad de California demostró las propiedades antioxidantes de la miel haciendo un estudio en el cual los participantes consumían, aparte de sus dietas normales, cuatro cucharadas de miel diariamente durante un mes. Los análisis de sangre demostraron que el consumo aumentaba los niveles de antioxidantes en los torrentes sanguíneos de todos los participantes.

Por qué la miel es buena para ti 3.jpg Anton Ignatenco - RF - Thinkstock

¿Cómo consumir la miel y qué otros usos apartes de alimenticios tiene?

La miel puede ser consumida de varias maneras, desde en forma de endulzante para bebidas, hasta para cocinar. Para cocinar con miel, deberás realizar algunos cambios a la receta: deberás reducir los líquidos en 1/4 por cada taza de miel que utilices, y reducir la temperatura de cocción, ya que la miel es un endulzante líquido, a diferencia del azúcar.

Aparte de ser buena como alimento, la miel también tiene algunos usos externos. Estos incluyen, sobretodo, usos en la piel o cabello, ya que tiene propiedades humectantes propias de la humedad de este producto. También puedes conseguir productos de belleza hechos a partir de miel, los cuales generalmente se consiguen en dietéticas. Por último, la miel también tiene propiedades anti-irritantes para la piel.

Conclusión

Como han podido observar y aprender, entonces, la miel no es tan mala como muchos creían hasta no hace tanto. De hecho, todo lo contrario, ya que produce muchos efectos positivos en el organismo. ¿Qué esperas para agregar este gran alimento a tu dieta?

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.