Cómo tratar aftas y llagas en la boca

Cómo tratar aftas y llagas en la boca.jpg Artem Efimov - RF - Thinkstock

Las úlceras bucales, también conocidas como aftas o llagas, son un tipo de lesión en el interior de la boca - lengua, labios, encías o mejillas - muy dolorosas y frecuentes: casi todos hemos sufrido alguna vez una de ellas. Suelen tener un aspecto blanquecino rodeado por un círculo rojizo, y a veces puede inflamarse un poco.

No son contagiosas, y no se sabe exactamente cuál es la causa que las provoca, aunque existen algunas ideas. Pueden tener que ver con reacciones del hígado a algún alimento, roce en la boca por dientes lastimados o aparatos de ortodoncia, y también se atribuye su causa a deficiencias vitamínicas combinadas con un sistema inmune debilitado y niveles altos de estrés en la persona.

¿Cómo tratar las aftas bucales?

Existen diferentes variantes posibles para lidiar con esta molestia en la boca, y seguramente querrás probarlas porque las aftas son dolorosas y dificultan el comer y el hablar. Fijate en estas opciones posibles de tratamientos:

Remedios caseros

Algunos de los más utilizados y que dan resultado son: hacerse buches de agua con bicarbonato o sal, aplicar un grano de sal gruesa sobre la llaga (que funciona, pero es doloroso), aplicar una bolsita de té negro sobre el afta.

Aceites esenciales

Los aceites de clavo de olor y de mentol proveen alivio al dolor de la llaga porque tienen un efecto anestesiante sobre la zona en que se aplican. El aceite de tea tree es desinfectante y puede ayudar a curar la llaga. Estos aceites debes aplicarlos con un algodón o hisopo.

Vitaminas

Una dosis nocturna de vitamina B12 reducirá el tamaño, intensidad y duración de las llagas bucales y ayuda a quienes sufren de aftas frecuentes o crónicas.

Remedios de venta libre

Existen una serie de remedios de venta libre especiales para tratar aftas y úlceras en la boca: enjuages bucales, geles y productos de aplicación tópica.

Por último, durante los días de dolor más intenso en el afta - los primeros 3 o 4 dias- evita alimentos picantes y ácidos, y ten cuidado al cepillarte los dientes para no irritarte y producirte más dolor.

Si la llaga bucal dura más de 2 semanas o crece más de 1 cm de diámetro, habrá que buscar asistencia médica. 

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.