Beneficios de consumir aceite de coco

136398161%281%29.jpg iStockphoto/Thinkstock

En muchos países las personas en constante búsqueda de modos saludables de alimentarse se están volcando hacia el uso del aceite de coco para cocinar todas sus preparaciones, reemplazando el uso del aceite de girasol y de maíz y de la mantequilla para cocinar, y existen muchísimas razones para seguir sus pasos.

El aceite de coco es un aceite natural que puede conseguirse en estado liquido o sólido y que se derrite con facilidad al ponerlo al fuego, de modo que es un sustituto ideal para las preparaciones que necesitan unas cucharadas de mantequilla o margarina derretida. Además, tiene muchisimos beneficios para la salud.

Dos de las mayores razones por las que muchas personas eligen el aceite de coco, es que contiene ácido láurico, una sustancia con propiedades antibacteriales, antivirales y antioxidantes, y triglicéridos de cadena media, que aceleran el metabolismo y ayudan a la pérdida de peso.

Además de estas dos propiedades tan atractivas, otros beneficios que nos aporta el aceite de coco son:

  • Estimulación de la función tiroidea
  • Aumento del metabolismo
  • Mejora de la presión sanguínea
  • Mejora de niveles saludables de colesterol
  • Pérdida de peso
  • Estímulo de las defensas contra virus y bacterias
  • Mejora del control de la diabetes
  • Prevención del cancer
  • Aumento de fuerza de los huesos
  • Mejora de la digestión
  • Prevención de enfermedades cardíacas
  • Reducción de los niveles de estrés
  • Aumento de la capacidad defensiva del sistema inmune
  • Reducción de la grasa abdominal
  • Pérdida de peso

¿Cómo utilizar el aceite de coco?

El aceite de coco se consigue en tiendas de alimentos naturales, muchas veces en su versión orgánica. Puedes conseguirlo en forma líquida o semi solida, en cuyo caso lo podrás utilizar igual que la mantequilla, derritiéndolo en la sartén sobre fuego bajo para realizar salteados de vegetales, para panificados y repostería, para agregar a palomitas de maíz o avena, para freir o realizar panqueques, etcétera.

También puedes agregar unas cucharadas a tus batidos de frutas y licuados proteicos, para agregar un poco de densidad y nutrición.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.