Cuando se pierde el autocontrol y la voluntad: Trastorno obsesivo-compulsivo

86542321.jpg Jupiterimages/Polka Dot/Thinkstock

Este trastorno lo hemos visto cientos de veces parodiado en series de televisión, como la afamada y recordada Friends, donde uno de los personajes principales Mónica Geller era una mujer obsesionada con la limpieza y el orden, resultando hilarante para el resto del grupo. En la vida real, este padecimiento puede llegar a ser tan serio como para incapacitar al paciente.

Se trata de un trastorno conductual, perteneciente al grupo de los desórdenes de ansiedad. Los trastornos de esta categoría, generan una angustia tan desmedida que interfiere con una vida normal.

Se caracteriza por provocar en el paciente pensamientos y actitudes que no pueden ser controladas ni evitadas, denominadas obsesiones y compulsiones, las cuales producen un alto grado de inquietud y desesperación. Las personas que padecen esta enfermedad, son conscientes de ello, incluso antes de ser diagnosticadas. Saben que sus miedos y acciones son irracionales y anormales, sin embargo, en muchas ocasiones desconocer con certeza que se padece de un trastorno, puede volver la situación mucho más perturbadora.

¿Pero qué significan obsesiones y compulsiones?

Las obsesiones son distintos pensamientos, ideas, creencias, imágenes e impulsos, que se manifiestan de manera contínua, sin poder controlarlos a voluntad. Estas son percibidas como “invasoras de la mente”. Son comúnmente, pensamientos desagradables, que causan desesperación y culpa, por creerlos aberrantes.

Las compulsiones, se refieren a todas las conductas que se repiten persistentemente, de manera ritual, y están destinadas a evitar, disminuir o eliminar las obsesiones. Muchas de estas no tienen lógica, ni son agradables, pero se convierten en inevitables. Todo con tal de conseguir alejar los pensamientos desagradables.

De estas dos condiciones conjugadas, pueden desprenderse 11 tipologías del trastorno, como los obsesionados con la limpieza, quienes piensan constantemente en las enfermedades y los gérmenes; los que verifican todo de manera excesiva con el miedo que al no hacerlo, puedan generar una catástrofe; los que repiten toda una secuencia elaborada de acciones, los ordenadores, las personas que acumulan objetos muchas veces inservibles, sin tener la capacidad de deshacerse de nada; los que suman y restan cantidades en todas sus actividades cotidianas, hasta obtener un número que guarda un significado especial; y los que padecen básicamente sólo de pensamientos recurrentes y negativos, como el miedo de ser lastimado o lastimar a otros, o temores infundados sobre problemas sexuales, etc.

Los episodios del trastorno, suelen oscilar su intensidad en el tiempo, siendo algunas veces imposible de convivir con ellos y en otras ocasiones, bastante manejable.

La causa de esta enfermedad es aún desconocida con certeza. Sin embargo, se cree, que en algunos casos puede deberse a deficiencia de ciertas sustancias químicas en el cerebro, mientras que en otros, podrían ser producidos por herencia familiar.

Lo cierto es, que de ser diagnosticado con la enfermedad, es necesario acudir prontamente con el psicólogo, quien decidirá entre tratamientos como psicoterapia o terapia conductual; o de ser el caso, transferirlo con un psiquiatra, quien autorizará el uso de fármacos contra la ansiedad.

Debo agregar que existen diversos grupos de apoyo y ayuda en internet, para las personas que sufren de este trastorno, como los ofrecidos en la página de la fundación internacional de OCD (Obsessive Compulsive Disorder). Si se sospecha del padecimiento de este problema, lo mejor es buscar ayuda prestamente.

Artículos recomendados

Comentarios

1 Comentarios

El origen del TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo)
Nos hemos preguntado innumerables veces de donde aparecen esas tormentosas obsesiones (Pensamientos intrusivos), que luego dan paso a las desesperadas acciones que llamamos compulsiones.
Para leer mas visita: http://www.dominiomental.com/el-origen-del-toc

Lun, 2012-03-19 12:54