Consumir omega 3 para el embarazo, una alternativa nutritiva.

154036807.jpg iStockphoto/Thinkstock

Desde hace algunos años se viene hablando de los beneficios de los ácidos grasos omega en el aceite de pescado, principalmente del omega 3, que ayudan a reforzar el sistema inmune, a mejorar el cabello, la piel y las funciones cardiovasculares.

Generalmente no consumimos todo el pescado que deberíamos a la semana, por lo que tomar un suplemento que lo contenga es necesario en algunas oportunidades, como la convalecencia, pero sobretodo en el embarazo.

En VivirSalud te contamos por qué debes consumir omega 3 en el embarazo y cuánto deberías tomar diariamente.

Los ácidos grasos no saturados, como el omega 3 y 6, se llaman también esenciales debido a que se requieren para el correcto funcionamiento de los órganos de los individuos. Es así como el omega 3 ayuda desde la pre-concepción a la formación de un bebé sano, ya que interfiere en la producción de óvulos y espermios. Además se requieren para el desarrollo del sistema nervioso de los bebés y de otros óganos, ya que el 70% del cerebro de un bebé recién nacido, la retina y los nervios se componen de estos ácidos grasos.

El tercer trimestre del embarazo es el más importante en el desarrollo del bebé con respecto a la cantidad de aceite de pescado que se requiere. Debido a que agotan los aceites omega 3 en la dieta, la deficiencia es frecuente, aunque las mujeres tienden a consumir poco pescado, por diversos motivos, como el miedo a una intoxicación alimentaria, o porque es muy liviano como comida.

Las encuestas sobre consumo de alimentos muestran que el 85% de las mujeres carecen de la dosis necesaria de omega 3. Sólo el 2% de las mujeres embarazadas tenían una dieta adecuada que cumpliera con su cuerpo y las necesidades del bebé.

El consumo de suplementos de aceite de pescado con omega 3 también ayuda a prevenir enfermedades como la depresión post-parto y la pre-eclampsia, siendo bueno tanto para la madre como para el bebé.

La dosis recomendada para una mujer embarazada es de un mínimo de 900 mg diarios, lo que equivale a comer una onza (30 gramos) de salmón. Este consumo traerá muchos beneficios, de una manera económica y más fácil que buscar los pescados y prepararlos.

Consulta con tu médico al respecto y verás que hay muchas alternativas para asegurarte una buena nutrición en el embarazo.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.