Intolerancia a la insulina

Intolerancia-a-la-insulina.jpg iStockphoto/Thinkstock

La intolerancia a la insulina es una condición que sufren muchas personas hoy en día, y es sumamente importante conocer qué es y cuáles son sus síntomas, porque esta se constituye como una etapa previa a la diabetes, y -si es reconocida a tiempo- podemos evitar males mayores.

La intolerancia a la insulina se refiere a una anomalía metabólica que impide que nuestro organismo procese o responda a la insulina que él mismo produce, por lo que la consecuencia inmediata es que los músculos no puedan obtener la glucosa necesaria para su correcto funcionamiento. Es así como los niveles de insulina en la sangre aumentan desproporcionadamente, lo que causa una inhibición de la capacidad de las células para utilizar la energía de la grasa acumulada.

Uno de los primeros signos es que no podemos bajar de peso, aunque otras condiciones asociadas que se presentan son:

- Hipertensión.

- Triglicéridos altos.

- Ovarios poliquísticos.

- Diabetes mellitus tipo II.

Las causas de esta alteración del metabolismo son desconocidas hasta el momento. Sin embargo, es recomendable tomar en cuenta los siguientes factores de riesgo:

- Sobrepeso.

- Historia familiar de diabetes.

- Hipertensión.

- Dislipidemia.

- Triglicéridos altos.

- Sedentarismo.

- Consumo de cigarrillo.

- Uso de medicamentos como antidepresivos y esteroides.

El tratamiento de esta enfermedad se basa en el control glucémico, dieta, y ejercicios para fomentar la pérdida de peso; así que si tienes algunos de los factores de riesgo es prudente que consultes con tú médico para que te dé las indicaciones necesarias y poder evitar las complicaciones.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.