Síntomas físicos del estrés

80605798%281%29.jpg Brand X Pictures/Thinkstock

Cuando estamos preocupados, nerviosos o ansiosos por alguna situación en particular, enseguida nos autodiagnosticamos que “estamos estresados”. Nos sentimos estresados por un examen, por una reunión de trabajo, una pelea de pareja... ¿A quién no le ocurrió?

Pero, en realidad, el estrés es un problema mucho mayor, que abarca – además de los repentinos cambios de ánimo, humor e irritabilidad – toda una serie de síntomas físicos. Veamos cuáles son algunos de los síntomas físicos del estrés para que sepas, de verdad, cuando puedes estar afectado por este mal.

Los síntomas físicos del estrés son:

Dolores de cabeza.
Tensión y dolores musculares.
Dolores en el pecho.
Malestares estomacales.
Problemas del sueño.
Pérdida de deseo sexual.
Dolores en el pecho.

También puede sucederte lo contrario, es decir, presentar varios de estos síntomas físicos sin saber que padeces de estrés. A veces pensamos que estamos atacados por un dolor de cabeza persistente, insomnio o cansancio, cuando verdaderamente el estrés es el culpable. Seguimos en nuestra rutina, como si nada, ignorando que las señales que nos envía nuestro cuerpo nos están alertando la presencia de este problema.

Si eres capaz de reconocer los síntomas del estrés, entonces una vez identificado el problema te será mucho más fácil combatirlo. Recuerda acudir a tu médico si los síntomas persisten o si tienes dudas, pues cuando el estrés nos afecta de manera tal que no lo podemos controlar puede provocar síntomas aun peores, como presión arterial alta, enfermedades del corazón, obesidad y diabetes.

Haciendo click aquí accederás a un especial de VivirSalud con consejos para combatir el estrés.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.