Intolerancia a la glucosa: síntomas

93802222.jpg Hemera/Thinkstock

La intolerancia a la glucosa se define como el aumento de la cantidad de azúcar en la sangre y la incapacidad del cuerpo para absorberla y utilizarla como energía. Esta condición si no es tratada a tiempo, se puede convertir en la etapa temprana de la diabetes. Conocer cuáles son los síntomas de la intolerancia a la glucosa, te pondrá alerta sobre esta alteración y te ayudará a buscar tratamiento oportuno.

Si presentas intolerancia a la glucosa debes saber que no necesariamente termina convirtiéndose en diabetes. Sin embargo, puede devenir en enfermedades cardiovasculares, por lo que el tratamiento temprano se hace necesario.

Intolerancia a la glucosa: síntomas.

Estos son los síntomas más comunes que presenta una persona con intolerancia a la glucosa:

- Sed continua.

- Frecuentes ganas de orinar.

- Manchas oscuras en la piel y erupciones.

- Hormigueo en piernas y/o brazos.

- Cambios repentinos de peso.

- Hambre excesiva.

- Visión borrosa.

- Fatiga.

- Ansiedad.

- Dolor de cabeza.

- Alteraciones en la concentración.

- Aumento de la tensión arterial.

- Calambres.

- Depresión.

Estos síntomas también se presentan en otras condiciones. Si los estas sufriendo, es hora de ir al doctor a realizarte un chequeo para descartar cualquier enfermedad.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.