Hábitos saludables para niños

57281140.jpg Stockbyte/Thinkstock

A veces puede ser muy difícil encontrarle una actividad atractiva para los niños si están aburridos o cansados. Si tus hijos se aburren con frecuencia y te preguntan siempre: ¿Qué puedo hacer? sería una buena idea que les propongas actividades que los lleven a adquirir hábitos saludables para niños.

Te damos algunas ideas que te pueden servir para contestar con seguridad, lo que hará que el niño lo piense seriamente aunque no le atraiga demasiado la propuesta:

Cocina: Una buena idea es enseñarle a tu hijo a cocinar. Muchas niñas se sentirán atraídas por la oportunidad de aprender a cocinar algo y, de paso, les estarás enseñando a valorar y conocer la comida saludable, la importancia de una buena alimentación, qué es una buena dieta, etc. Puedes comenzar enseñándole a preparar ensaladas, hornear galletas o cualquier otra receta que sea fácil.

Deportes: La práctica de deporte es fundamental para mantener la salud y prevenir enfermedades. Pero en los niños también es un factor clave para el buen crecimiento y el desarrollo físico y mental. El secreto para crear el hábito del deporte en tu hijo es elegir correctamente el deporte. Los niños siempre prefieren los deportes grupales, en donde se divierten mucho, además aprenden a relacionarse con sus iguales y adquieren los principios y valores morales que regirán el resto de sus vidas.

Desarrollo mental: El aprendizaje mental es algo que no tiene límites, el ser humano tiene la capacidad de crecer mentalmente casi hasta su muerte. Y es una muy buena idea comenzar a inculcar el hábito del crecimiento mental en los niños desde pequeños. Esto no significa necesariamente que el niño deba estudiar más.

Muchas veces el crecimiento mental está relacionado a juegos de mesa, adquisición de nuevas responsabilidades, nuevas experiencias y conocimientos, etc. Una buena idea sería por ejemplo enseñarle a tu hijo a jugar al ajedrez, llevarlo a un mueso, contratar un maestro de ciencias particular o un curso de astronomía, regalarle juegos mentales, llevarlo a visitar lugares de interés o lo que se te ocurra que pueda interesarle.

Divertirse: La felicidad es indispensable en la vida de un niño. Todos queremos ver a nuestros hijos felices, es el estado natural de los niños y además te hará sentir feliz a ti también. La felicidad es la mejor costumbre que un niño puede tener. ¡Y los adultos también!

Artículos recomendados

Comentarios