La psicología de la comida

160045362.jpg iStockphoto/Thinkstock

Estoy seguro que todos en algún momento habrán escuchado algo acerca de las "comidas llenadoras" o trucos para no comer de más. Esto parece estar volviéndose cada vez más y más importante en la búsqueda de una mejor salud, mientras que los alimentos que nos satisfacen mejor usualmente son los mismos que han sido utilizados por miles de años para la correcta regulación del apetito.

La pregunta es: ¿puede realmente esto tener un efecto significativo? ¿Puede ser que la manera en la que pensamos en la comida psicológicamente, así como las cosas que comemos, tener un efecto en cuánta comida terminamos comiendo?

Recientemente hubo un estudio que sugería que las personas que piensan que están comiendo una porción grande o una porción que es del tamaño indicado, son más propensos a llegar al estado de satisfacción más rápidamente. Por ejemplo, los alimentos que tienen en sus etiquetas las palabras "diet" o "light" pueden llevarnos a pensar que no nos llenaremos con esas comidas en particular, lo que nos puede llevar a comer aún más.

Entonces, parece que nuestra percepción de lo que comemos, así como también la asociación de palabras con las que combinamos ciertos alimentos pueden determinar cuán satisfechos nos hará sentir determinada comida.

Por ejemplo, toma los alimentos ricos en fibra como las frutas, vegetales, frutos secos y semillas, granos, legumbres y tubérculos: todos estos son ejemplos de alimentos que usualmente asociamos con estar saludables, o al menos "llenadoras", y la verdad es que cuando comemos estos alimentos en abundancia, el sentirse satisfecho parece llegar mucho más rápido, y permanecemos en ese estado por mucho más tiempo que si comemos, por ejemplo, algunas galletas o una porción de torta, las cuales tienen más calorías pero no tienen nutrientes ni fibra, y aparte nosotros sabemos que no son comidas particularmente llenadoras.

Entonces, ¿qué podemos hacer para mejorar nuestros hábitos alimenticios relacionados a la psicología?

Utilizar platos más pequeños - esto es un consejo bastante obvio pero no por eso menos importante: si utilizamos platos más pequeños nuestra porción parecerá más grande, lo que nuestra mente interpretará de manera en la que nos llenaremos mucho más, cuando en realidad estamos comiendo lo mismo.

Comer más lento - la saciedad que proporcionan ciertos alimentos tarda en aparecer, por lo que es mejor masticar bien, saborear los alimentos, y de este modo también estaremos disminuyendo la cantidad de comida que ingerimos, ya que nos llenaremos más rápido.

Evita las palabras "light" y "diet" - esto es por dos razones: los alimentos light y diet generalmente son comidas llenas de químicos e ingredientes artificiales; la segunda razón es que cuando vemos alguna de estas palabras, automáticamente pensamos que podemos comer más de estas comidas sin consecuencia alguna, y esto puede llevar a comer de más.

Artículos recomendados

Comentarios