Ejercitarnos para mejorar la vista I

105075479_1.jpg

Tener una buena visión durante la mayor parte de la vida es el ideal para todo ser humano. Pero para eso es necesario combinar la adecuada alimentación con los cuidados físicos esenciales y la protección indicada en cada caso.

En esta oportunidad te presentamos la primera parte de una serie de ejercicios para mejorar la vista, pues tanto los músculos exteriores al globo ocular como los interiores necesitan ser ejercitados para disfrutar de una buena visión.

El estilo de vida moderno exige fijar la vista durante mucho tiempo en puntos cercanos como los libros o las computadoras. Esto provoca la fatiga o debilitamiento ocular, que a la vez puede generar o hacer que progresen los defectos de visión. Así lo indica el doctor Jorge Pamplona Roger en su libro “Cómo tener un cuerpo sano”.

Estos ejercicios oculares pueden compensar la fatiga ocular y –según algunos expertos- frenar la evolución de defectos de visión tales como miopía, presbicia y astigmatismo.

Para comenzar la sesión de ejercicios, nada mejor que un buen lavado ocular, consistente en lavar los párpados con agua templada durante unos 10 segundos y a continuación con agua fría durante otros 10 segundos. Esto se debe repetir varias veces.

Ejercicio de cambio de foco: consiste en sostener dos objetos a diferentes distancias, uno con cada mano. Fijar la vista en uno y, después de parpadear unos segundos, fijarla en el otro. Es bueno repetirlo al menos diez veces seguidas.
Ejercicio con varilla: Primero, fijar una varilla verticalmente delante de los ojos. Luego, mover la cabeza a uno y otro lado de la misma, manteniendo los ojos fijos en ella. Hacerlo durante dos o tres minutos.

Balanceo: estando de pie, fijar la vista en un objeto estático. Balancear el cuerpo sin apartar la mirada del objeto seleccionado y sin dejar de parpadear. Repetir unas diez veces.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.