Recomendaciones para disfrutar sin engordar

recomendaciones-para-disfrutar-sin-engordar-1.jpg Photodisc/Thinkstock

Los aperitivos y postres, en su sinfonía de colores y sabores, representan un placer al que nadie sensato puede negarse. Pero, ¿qué sucede cuando el inocente placer de comer se torna en un atentado contra nuestra salud? ¿Cómo hacer para que esto no suceda? Veamos algunas recomendaciones para disfrutar sin engordar.

¿Cómo comer sin engordar?

Qué beber para no engordar

recomendaciones-para-disfrutar-sin-engordar-2.jpg iStock/Thinkstock

  • Acompaña tus comidas con agua natural o gaseosas dietéticas.
  • No abuses de los tragos y cócteles. Recuerda que son grandes fuentes de calorías: una cerveza posee alrededor de 160 calorías; una copa de vino, 70-80 calorías; y una medida de whisky, 80 calorías.

Al momento del plato principal:

recomendaciones-para-disfrutar-sin-engordar-3.jpg Stockbyte/Thinkstock

Evita los aderezos y las salsas pesadas en las ensaladas, también la grasa a toda costa. Para ello:

  • Busca cortes de carne sin grasa visible y pollo sin piel.
  • Usa leche descremada.
  • Emplea quesos magros: ricota, muzarella, dambo o cuartirolo.
  • Incorpora avena, germen de trigo o salvado para aumentar la cantidad de fibra.
  • Sustituye la margarina y la mantequilla elevadas en colesterol por aceite en aerosol. De este modo, puedes reducir a lo mínimo necesario la cantidad utilizada.

A la hora del postre:

recomendaciones-para-disfrutar-sin-engordar-4.jpg iStock/Thinkstock

  • Prepáralo con frutas frescas o secas. Puedes combinarlas con yogurt o helado.
  • Utiliza edulcorante en vez de azúcar.

Además de seguir estas recomendaciones para disfrutar sin engordar, siempre procura consumir refrigerios pequeños y saludables: licuados, frutas, yogurt, barras de cereales, antes de la gran comida para saciar el hambre. Y servirte porciones pequeñas y no repetir. En este caso, para cuidarte, menos es más.

Prolonguemos el bienestar una vez que la fiesta se termine. Fortalezcamos nuestra fuerza de voluntad y venzamos al instinto. Porque en definitiva, como ya se empeñaron en enfatizar los entendidos en el tema, “somos lo que comemos”. 

Especiales

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.