Dieta para la diabetes y la hipertensión

Dieta-para-la-diabetes-y-la-hipertension.jpg Jupiterimages/Pixland/Thinkstock

La hipertensión y la diabetes son dos problemas de salud que están fuertemente vinculados al tipo de alimentación. Por esta razón, en vistas de mejorar tu calidad de vida, hoy te ofrecemos información sobre cómo debería ser una dieta para la diabetes y la hipertensión, basada en recomendaciones para una alimentación sana y equilibrada.

Carbohidratos: granos enteros, frutas y verduras

Dieta-para-la-diabetes-y-la-hipertension-2.jpg iStockphoto/Thinkstock

Los hidratos de carbono son la fuente necesaria de energía. Sin embargo, debes controlar la cantidad y tipo de carbohidratos que consumes para mantener bajos los niveles de glucosa en sangre, los cuales aumentan tras la ingesta de alimentos.

Por ello, en una dieta para diabéticos se debe prescindir del azúcar y los pasteles, refrescos, pastas de harina blanca. En su lugar, debes comer alimentos ricos en fibras:

  • Más verduras (como lechuga, coliflor, repollitos de Bruselas, zanahorias, espinacas)
  • Frutas (bananas, manzanas, peras, duraznos, arándanos, melón y todas las frutas frescas de estación).
  • Además, debes incluir granos enteros en tu dieta (avena, harinas integrales, etcétera).

Comer con menos sal

Dieta-para-la-diabetes-y-la-hipertension-3.jpg iStockphoto/Thinkstock

Para combatir la hipertensión es necesario evitar, primero, el excesivo consumo de sal. Debes controlar la cantidad de sal en las comidas y dejar de lado los alimentos procesados industrialmente, con altos contenidos de sodio.

Tan importante como esto es comer alimentos ricos en potasio, como los plátanos, aguacates, frutos secos o frijoles. Además, para incrementar los niveles de potasio, puedes comer alimentos ricos en calcio pero bajos en grasa, como yogur, leche descremada, quesos bajos en grasa, o cereales integrales fortificados.

Menos grasas

Dieta-para-la-diabetes-y-la-hipertension-4.jpg iStockphoto/Thinkstock

Toda dieta saludable para hipertensión y diabetes debe ser baja en grasas saturadas y en grasas totales. Tanto la diabetes como la hipertensión están fuertemente ligadas a la obesidad y al elevado consumo de grasas.

Debes comer menos carnes roja, prefiriendo los cortes magros, comer más pollo y pescado (una dieta de pescado es muy saludable). Hay otro tipo de grasas que son más saludables y que puedes incluir en tu plan de alimentación, como el omega-3.

Tips para diabéticos e hipertensos

  • Antes de comer en un restaurante, ordena la comida sin sal.
  • Lee atentamente las etiquetas de los alimentos para asegurarte del tenor graso, niveles de sodio, etcétera.
  • Si bien los jugos de frutas y verduras son muy saludables, es preferible consumir frutas frescas enteras, más ricas en fibras.
  • Nada de azúcar para tus comidas y bebidas. Hay varios tipos de edulcorantes, incluyendo endulzantes naturales que ofrecen una alternativa aun más saludable.
  • Como siempre, una dieta sana debe ir acompañada de una rutina de ejercicios regular. 

Dieta-para-la-diabetes-y-la-hipertension-1.jpg WavebreakMedia/Thinkstock

Con estas bases, ya tienes una idea de cómo debe ser una dieta para la diabetes y la hipertensión. De todas maneras, debes controlarte con el médico y pedirle a él consejos de nutrición adecuados a tu estilo de vida y situación particular. 

Para seguir conociendo más sobre el tema, aquí te dejamos una lista de alimentos prohibidos para diabéticos y los mejores ejercicios para hipertensos

Artículos recomendados

Comentarios

1 Comentarios

Qué interesante el tema como lo desarrolló. Yo soy una persona que recientemente me han diagnosticado la diabetes, y estoy aprendiendo cómo llevar la enfermedad para que no me haga daño. Mi preocupación principal es sobre perder la vista paulatinamente y creo un poco acelerada. Gracias por estos consejos continuaré pendiente de los artículos publicados. Saludos.
Karlos

Vie, 2013-02-01 17:21