Máscarillas faciales de frutas

56674502.jpg Medioimages/Photodisc/Thinkstock

Entre los tratamientos de belleza que siempre nos gusta tener a mano están las mascarillas faciales de frutas, y a pesar de que la industria cosmética los ha incorporado con gran éxito, no es lo mismo que prepararnos nuestra propia mascarilla de acuerdo a lo que necesitemos en cada momento para mejorar el estado de la piel de nuestro rostro.

No sólo porque nos resultará más económico, sino porque estaremos evitando utilizar cualquier tipo de aditivo químico, cosa que es ideal sobre todo si tenemos una piel muy sensible o con algún tipo de afección.

Aquí te ofrecemos información sobre las propiedades de algunas de las frutas más utilizadas en la preparación de cremas. Tu imaginación se encargará del resto ya que nadie mejor que tú conoce tu piel y sus necesidades.

  • Albaricoque o damasco: nutre y revitaliza
  • Brevas o higos: aportan vitamina A, muy buena para los tejidos
  • Ciruelas: ricas en vitamina E, tienen efecto antioxidante
  • Durazno o melocotón: ilumina y suaviza la piel, disminuye las líneas de expresión muy acentuadas
  • Fresa: es protectora y revitalizante, también tiene efecto cicatrizante
  • Granada: masajear el cutis con su jugo suaviza y rejuvenece la piel
  • Limón: frotar la piel con un algodón embebido en su jugo ayuda a eliminar manchas y cerrar lo poros abiertos
  • Manzana: Nutritiva y tonificante, puede utilizarse cruda o cocida en una compota mezclada con miel
  • Naranja: Por su contenido en betacaroteno y vitamina A tiene poder antioxidante.  Rallando su piel y mezclándola con un poco de yogur natural y harina de avena tenemos un tratamiento para cutis con acné.
  • Pera: su pulpa es un hidratante por excelencia
  • Sandía: humenta y refresca
  • Uvas: es antiarrugas y antioxidante, sobre todo las de variedad negra.

Artículos recomendados

Comentarios