Métodos de conservación de alimentos

Metodos-de-conservacion-de-alimentos.jpg Jupiterimages/Comstock/Thinkstock

Desde épocas remotas el hombre siempre ha tenido la necesidad de almacenar provisiones de alimentos para tiempos de escasez. Los alimentos que mejor servían para esto eran aquellos que más tiempo se mantenían frescos antes de echarse a perder. Así es que poco a poco y hasta el día de hoy, los distintos métodos de conservación de alimentos que se fueron desarrollando tienen por objetivo mantener las propiedades de los alimentos intactas por más tiempo.

Existen distintos métodos de conservación de alimentos:

Secado o deshidratado: Este es uno de los métodos más antiguos que se utilizan para conservar todo tipo de alimentos. Frutas, carnes o verduras eran colocados a la luz solar para extraer el agua por evaporación, de esta forma se lograba que tengan una duración mucho mayor que los alimentos sin este proceso. Este método se basa en el hecho de que los microorganismos que deterioran el alimento no pueden crecer en un ambiente seco.

Salado y ahumado: Otros métodos de conservación utilizados desde épocas remotas. Tradicionalmente se acostumbraba a llevar carne o pescado salado en los viajes a través de grandes extensiones en las que no había otra fuente de comida. La sal común de cocina evita el ataque de los gérmenes actuando como antiséptico y protegiendo los alimentos. También le quita la humedad.

Enlatado: Este método moderno se aplica a casi todo tipo de alimentos. Al ser enlatados en un recipiente herméticamente sellado al vacío, después de haber sido calentado, cualquier organismo presente es eliminado y se impide que microorganismos accedan desde el exterior

Refrigeración y congelación: Las bajas temperaturas impiden la proliferación de algunos microorganismos. El congelado de los alimentos mantiene intactas las propiedades de los alimentos durante meses. Si a esto le sumamos el envasado al vacío se pueden mantener los alimentos intactos por mucho tiempo.

Conservación por medios químicos: Existen algunas sustancias químicas que destruyen a los microbios. Sin embargo, estos aditivos pueden ser perjudiciales para la salud por lo que hay que tener precaución si consumimos alimentos con este tipo de métodos de conservación.

Artículos recomendados

Comentarios