Aprende a adelgazar sin pasar hambre

Aprende-a-adelgazar-sin-pasar-hambre.jpg Wavebreak Media/Thinkstock

Si hace tiempo que estás intentando bajar de peso y sientes que te mueres de hambre, hay algo que no está funcionando bien. Seguir una alimentación saludable no tiene por qué resultar un sacrificio para nosotros sino todo lo contrario. Además, creer que para bajar de peso hay que comer menos es un grave error.

¿Deseas adelgazar sin pasar hambre? ¡Es perfectamente posible! A continuación, te contamos el secreto para que reducir esos kilitos de más no sea una desesperación.

Come con más frecuencia. Nuestro cuerpo necesita alimentos para recuperar energías, reparar sus tejidos y continuar con sus funciones, por eso jamás debemos seguir esas dietas que nos obligan a dejar de comer. Lo mejor es comer poco pero frecuentemente entre comidas que comer demasiado pocas veces al día. Por supuesto, deben ser comidas saludables como alguna frutas frescas, frutos secos o un plato de cereales.

No te saltees comidas. Si para bajar de peso no almuerzas o no cenas, estás cometiendo un grave error. ¡No debes saltearte comidas! No sólo te da más hambre sino que comerás mucho más la próxima vez que te enfrentes a un plato de comida. Otro punto importante: no te saltees el desayuno,  que es la comida que te brinda todos los nutrientes que el organismo necesita para comenzar el día.

Come despacio. ¿Por qué te apuras para comer? ¡Hazlo despacio! Este es un gran truco para comer menos. Nuestro cerebro se toma aproximadamente 15 minutos en recibir la señal de que estamos llenos: si comes despacio, la señal llegará antes de haber comido de más.

Come más vegetales. Los vegetales son alimentos importantísimos en toda dieta. Nos aportan pocas calorías pero muchos nutrientes esenciales, entre ellos, la fibra que nos hace sentir más llenos. También aumenta tu consumo de frutas y granos enteros.

Bebe más agua. El agua es esencial para el organismo. Uno de sus beneficios es que nos ayuda a adelgazar, pues nos hace sentir más llenos quitándonos el hambre.

Duerme. Un buen descanso resulta esencial para bajar esos kilitos de más. Se ha demostrado que las personas que duermen sólamente 5 horas por noche tienen un 50% más de probabilidades de ser obesas que las que duermen de 7 a 8 horas. La falta de sueño genera ansiedad y ésta ganas de comer.

Especiales

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.