Remedios caseros para curar las hemorroides

158681666.jpg iStockphoto/Thinkstock

Lo más posible es que sepas de qué se trata esta condición de las hemorroides. Este problema médico afecta a personas de muchas edades y puede ser terrible no sólo por el dolor, sino porque también es algo vergonzoso. Por eso es bastante útil tener algunos remedios caseros para ocuparse de esto en casa, porque es conveniente y no hay que gastar demasiado dinero.

Normalmente se le atribuye a las hemorroides ser una enfermedad que se genera por vejez y estilo de vida, y se trata de que las paredes de tus vasos sanguíneos del ano se vuelven débiles y pierden elasticidad, y por lo tanto con la presión se inflaman. La vida sedentaria puede ser también una causa a esta condición. Por eso, poco a poco, debes cambiar tu estilo de vida sin importar la edad que tengas, con mejor y más productiva alimentación. Los ejercicios y comer sano siempre deben ser parte de todas las rutinas.

Quizás no puedes diagnosticarte, pero sí puedes tratarte usando algunos remedios en casa compuestos por cosas simples y que son efectivos, sanos y no te darán problemas.

Compresas. Esto se puede hacer de dos formas, puedes hacer compresas calientes y frías o también solo frías. Esto es muy efectivo para sentirse mejor de una vez. Solo prepara un poco de hielo en trocitos y ponlo dentro de un contenedor de plástico que sea flexible. Pon un trapo alrededor para que no esté tan frío como para quemar y ponlo unos 15 minutos en el área.

Jengibre y cebollas. Estos vegetales comunes se pueden conseguir en la cocina o en cualquier mercado y se pueden usar como supositorio anal, aunque suene terrible. Ellas bajaran la inflamación y eliminaran las bacterias. Corta ambos vegetales en pedazos pequeños y ponlos dentro de un trapo que sea casi transparente, como los que usan para drenar. Pon los vegetales ahí y usa esto como un supositorio para antes de dormir. Quítalo en la mañana.

Fibra. Este es un método preventivo, y es comer más fibras que te ayudarán a ir al baño sin tanto problema ni dolor. Las comidas con más alta fibra son los vegetales y las frutas: manzanas, maíz dulce, piña, vegetales verdes. El trigo también es una buena idea.

Ahí están, estos remedios te servirán para aliviar el dolor, pero para eliminar por completo este problema debes ir al médico y someterte a una cirugía que arregle nuevamente las paredes que han perdido flexibilidad.

Artículos recomendados

Comentarios