Ejercicios para la espalda

Ejercicios para la espalda

Ejercicios para la espalda

Muchas veces cuando realizamos ejercicios para fortalecer los músculos nos olvidamos de los músculos de la espalda, quizás porque es la parte que no vemos al mirarnos en un espejo. Una espalda bien formada, junto con los brazos, hombros y pectorales, debe ser parte del trabajo de musculación para desarrollar todos los músculos del cuerpo con armonía

Estos ejercicios para la espalda practicados con regularidad e incluidos dentro de un programa de entrenamiento son recomendables para alternar con ejercicios para fortalecer los músculos del pecho, para lograr un equilibrio entre dos grupos musculares que son opuestos, la espalda y el pecho.

Barra fija

La barra fija es una barra de la que nos colgamos con las manos bien separadas. El movimiento se realiza inspirando y levantando el cuerpo hasta casi tocar la barra con la barbilla.

Otra variación de este ejercicio es pasando por delante de la barra, de manera que quede detrás de la nuca. También se hace con las manos al revés, las palmas hacia arriba, y con los brazos separados levantamos el cuerpo hasta tocar la barra con los hombros.

Ejercicios con polea

Para este ejercicio necesitaremos un aparato de poleas de esos que abundan en todos los gimnasios. Sentados frente al aparato y con las piernas fijadas, tomamos la barra con las manos hacia abajo, bien separadas y tiramos de la barra hasta el pecho, ensanchando el mismo al inspirar y llevando los codos hacia atrás. También hay variaciones para este ejercicio.

Este ejercicio desarrolla el grosor de la espalda, los dorsales y los músculos superiores de la espalda.

Peso muerto con barra libre

Este ejercicio se hace con una barra de pesas, en posición de pié, tomamos la barra con las palmas de la mano hacia abajo y los brazos extendidos y separados. El movimiento es levantando la espalda tensionando los músculos lumbares. Es un ejercicio muy completo que requiere una correcta técnica.

Los pesos que se utilicen deben estar acorde a nuestra condición física, una exigencia desmedida puede producir lesiones graves. Lo mismo puede ocurrir si no los hacemos correctamente.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.