La menopausia y el sueño

80408206.jpg BananaStock/Thinkstock

La menopausia es una etapa especial en la vida de toda mujer. El final de la menstruación y la disminución en los niveles de estrógenos hacen que las mujeres vivan una revolución hormonal cuando llegan a cierta edad.

Entre todos los síntomas de la menopausia, quizás los más característicos sean los sofocos o calores que generalmente ocurren a la noche. Ante esta situación, más del 40% de las mujeres tienen serias dificultades para conciliar el sueño cada noche. Y si a ello le sumamos los dolores de cabeza, mareos y cambios de ánimo repentinos el panorama puede tornarse aun más complicado con la falta de sueño.

¿Qué puedes hacer para mejorar la calidad de tu sueño durante la menopausia? Te lo contamos a continuación.

Mantente fresca. ¡No duermas tapada hasta los ojos! Cambia los acolchados pesados por cojines de algodón y usa ropa de dormir lo más liviana posible.

Aléjate un poco tu mascota. Muchos disfrutan de la compañía de su mascota a la hora de dormir dejando que su perro o gato se instale cómodamente en los pies de la cama. Sin embargo, a veces tu mejor amigo también dificulta la calidad de tu sueño por sus movimientos o simplemente por el calor que genera su presencia en la cama.

Previene el dolor. Si los dolores te impiden conciliar el sueño, toma analgésicos antes de acostarte para evitar la situación. Asegúrate de que no sean estimulantes.

Consulta a tu médico. Si has hecho todo para poder dormir a la noche y todavía no logras tu objetivo, mejor consulta con un especialista para buscar una solución.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.