Cómo curar el hipo

Cómo-curar-el-hipo.jpg Creatas Images/Creatas/Thinkstock

¿No puedes coordinar una frase seguida sin que el gracioso “hip!” se te aparezca por el medio? El hipo es una de las reacciones más cómicas y extrañas del organismo, pero también una de las más incontrolables. A veces podemos pasar varios minutos intentando, sin éxito, que el hipo desaparezca hasta que de un momento al otro se nos va como por arte de magia.

Antes de presentarte consejos para evitar un incómodo ataque de hipo, primero veamos de qué se trata este problema que seguramente te sorprendió más de una vez. El hipo es causado por el movimiento espasmódico involuntario del diafragma, que hace que la epiglotis se cierre y por ello suena un “hip” cada vez que ingerimos un brusco flujo de aire.

¿Qué situaciones pueden provocarte hipo? Cuando bebes gaseosas, bebidas muy calientes o comes demasiado rápido, cuando tienes una emoción muy intensa e inesperada como un ataque de risa o de llanto, cuando ingieres sustancias picantes o hay un cambio repentino en la temperatura. Como verás, las causas del hipo son muy simples y por ello a todos se nos aparecen los hip hip de vez en cuando.

Si el hipo se te torna insportable, aplica algunos de los siguientes consejos para evitarlo. Algunos te resultarán más prácticos y rápidos que otros.

  • Bebe un vaso de agua o jugo rápidamente. Hacer gárgaras con agua también puede ayudarte.
  • Trata de respirar profundamente dentro de una bolsa de papel o una taza. Con ello, aumentará la cantidad de dióxido de carbono en la sangre y tu cuerpo intentará de librarse de eso, olvidándose del hipo.
  • Estira el cuello hacia atrás y contiene la respiración contando hasta 10. Exhala inmediatamente.
  • Ponte los dedos en los oídos durante 30 segundos.
  • Toma una cucharadita de azúcar y trágala sin succionarla.
  • Agrega dos cucharaditas de sal a un vaso de yogur natural. Cómelo lentamente.
  • Come dos cucharaditas de miel con dos cucharaditas de aceite de ricinio.
  • Huele un poco de pimienta negra.
  • Come una rodaja de limón.
  • Quizás te resulte asqueroso, pero una cucharadita de vinagre de sidra también es efectiva.

Si sufres de hipo crónico o un ataque de hipo te dura horas, consulta urgentemente con tu médico. Puede que padezcas distensión estomacal o un problema respiratorio.

Artículos recomendados

3 Comentarios

Yo me tape los oidos y funciono

Sáb, 2012-06-09 22:43

Me tapé los oídos, aguanté la respiración, estiré el cuello, comí azúcar, hice de todo y sigue. Seguro tengo algún problema mayor además de fuego en mi garganta

Dom, 2012-09-16 02:28

Me resultaron excelente y rápido combinar los consejos: OLER PIMIENTA NEGRA y luego COMER UNA RODAJA DE LIMON santo remediooooo!!! muchas gracias! :)

Dom, 2013-12-29 19:29
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.