El cuidado de la piel en los niños

dv755052.jpg Digital Vision/Thinkstock

Los niños todavía son muy chicos para sufrir acné. Por supuesto, también están a varias décadas de tener arrugas. Sin embargo, no debemos dejar de prestarle atención al cuidado de la piel de los más pequeños de la casa.

La piel de los niños es muy suave y sensible por ello tienen que protegerse de los rayos del sol, un deber que todos los padres deberían enseñar a sus hijos. La protección de los rayos solares no solo tiene que quedar para los días de playa durante el verano, pues también en la vida cotidiana estamos expuestos a ellos. Si los chicos quieren jugar al aire libre, por ejemplo, asegúrate que lo hagan temprano a la mañana o después de las cinco de la tarde con pantalla solar.

También una planta venenosa o la picadura de un insecto pueden causar infecciones en la piel de los niños. No nos olvidemos de los chicos inquietos que a veces se caen y se lastiman la piel con un enorme moretón en una rodilla. En esos casos, tienes que limpiar la herida con jabón antibacterial y aplicar un poco de hielo o agua fría para aliviar el dolor.

Uno de los mejores consejos para el cuidado de la piel en los niños es una buena higiene de pies a cabeza. Asegúrate que los pequeños se laven las manos con jabón cuando regresan a casa, luego de jugar y antes de comer. Opta por los jabones suaves, pues los jabones fuertes pueden causarle resequedad o alergias. Haz que se bañen todas las noches para alejar a los gérmenes y, de paso, para que se relajen y tengan un buen descanso.

La piel de los chicos requiere muchos cuidados. Si le enseñas estos hábitos, se encontrarán más preparados para combatir cualquier problema.

Artículos recomendados

Comentarios