Para tener en cuenta: contar las calorías no funciona

Para-tener-en-cuenta-contar-las-calorias-no-funciona.jpg Hemera/Thinkstock

Cuando estamos obsesionados con bajar de peso, una de las reglas con las que, erróneamente, basamos nuestro plan de alimentación es analizar cuántas calorías tiene cada comida antes de ingerirla. Sin importar el sabor o los nutrientes que nos ofrezca cada alimento, el único factor que nos determinará si comer o no es la cantidad de calorías que leemos en el envoltorio. Y si se trata de una comida preparada, correremos hacia Internet o cualquier otro medio de información que nos las indique. ¡Imposible comer algo sin asegurarnos antes cuántas calorías tiene!

Desde ya te aclaramos que calcular las calorías de cada alimento no hará nada por lograr tu objetivo de adelgazar. Más bien, todo lo contrario. ¿Quieres saber por qué contar calorías no funciona?

Es estresante. Como toda obsesión, contar las calorías de los alimentos cada vez que te sientas en la mesa te resultará estresante. Si tu alimentación se basa en sumar y restar las calorías que ingieres, te aseguro que tarde o temprano te volverás loco. Y si finalmente te estresas, no dudes que te terminas aferrando a la comida, algo que no imaginabas al comienzo.

Tiene que haber un cambio en el estilo de vida. Adoptar una buena alimentación no es cuestión de cálculos ni de números sino de costumbres.

Te olvidas de lo importante. Comer solamente alimentos con pocas calorías no es una dieta saludable. De lo contrario, una alimentación será sana en tanto te aporte todos los nutrientes que necesita tu cuerpo. Por ejemplo, quizás el chocolate sea un alimento prohibido para ti, pero olvidas que hasta este dulce tan rico aporta muchos beneficios para el organismo.

No necesiariamente lograrás tu objetivo. Si quieres adelgazar sin dejar de ser una persona sana, sigue una alimentación saludable y haz ejercicio. Te será mucho más efectivo que perder tiempo contando calorías antes de comer. Si haces ejercicio diariamente, incluso puedes darte el lujo de comer dulces o postres sin culpas porque luego te ejercitarás.

Con menos presión es más fácil disfrutar de los resultados. Sí, quizás lograste bajar un kilo en el último mes, pero ese mes te habrá parecido una tortura. No consideres tu alimentación como un examen: disfruta de una dieta balanceada y verás los resultados mucho más rápido y con menos estrés.

Por estas razones, ya sabes que calcular las calorías de lo que comes y dejas de comer no es una buena señal. La alimentación no tiene que ser una presión en tu vida: disfruta de una dieta equilibrada y compleméntala con ejercicio. Así tendrás una mejor calidad de vida.

Especiales

Artículos recomendados

Comentarios