Cómo curar la tos

Imagen de Eduardo Hugalde
Enviado por: Eduardo Hugalde

La tos es un proceso natural mediante el cual nuestro organismo se deshace de sustancias y agentes externos, como el moco, alojados en las vías respiratorias y pulmones.

Sin embargo, lo que es una respuesta corporal para eliminar una sustancia ajena al organismo puede traer algunas complicaciones y malestar.

Por esta sencilla razón, hablaremos sobre cómo curar la tos, además de explicar algunas de las causas que la provocan y las medidas a tomar.

Causas de la tos

Se puede clasificar la tos según su duración en aguda, subaguda y crónica. La tos que dura hasta tres semanas es clasificada como tos aguda. Si la tos se extiende por ocho semanas, se clasifica como tos subaguda, y en último caso, cuando excede las ocho semanas de duración, se considera tos crónica.

Las características y duración de la tos siempre está en estrecha relación a la causa subyacente. Los resfríos, sinusitis y las alergias estacionales son algunas de las causas más comunes de tos aguda, por lo cual tratando estos problemas, la tos desaparece.

Por su lado, la tos subaguda puede deberse a una bronquitis, asma o la prolongación de una infección como la sinusitis. En estos casos, suelen combinarse antihistamínicos con descongestivos y antibióticos dependiendo de cada caso.

En cambio, la tos crónica puede deberse a problemas de asma crónica, goteo de flema desde la nariz a la garganta, bronquitis eosinofílica o tabaquismo, entre otras causas. En estos casos, deberás consultar a un neumólogo o alergista, para que te indique el tratamiento para curar la tos o atenuarla según sea el caso. 

Tratamiento para la tos

Primero hablaremos de las medicinas que suelen usarse para curar la tos: los expectorantes y los supresores de tos.

Expectorantes

Los expectorantes son recetados por el médico para que la tos no sea tan molesta ni dañe la garganta, ya que sirven para diluir la mucosidad, hacerla menos espesa y ayudar a que la tos sea menos molesta.

Supresores de la tos

Por otro lado, los supresores tienden a actuar sobre el estímulo físico o reflejo que provoca la tos. Pero, como dijimos que la tos puede ser efectiva para quitarnos sustancias nocivas de encima, hay que tener cuidado con este tipo de medicamentos. Por eso mismo, los supresores de la tos se aconsejan casi siempre en casos de tos seca.

Consejos para curar la tos

Si sufres de tos, hay algunas recomendaciones que puedes seguir para que este problema no sea tan molesto.

  • Sea cual sea el caso, debes dejar de fumar. Evidentemente, aunque puede no ser la razón por la que toses, el humo del tabaco sólo contribuirá a provocar más tos e irritar las vías respiratorias.
  • De la misma manera, debes evitar inhalar o exponerte a vapores tóxicos o humo de cualquier tipo.
  • Además, puedes comer algunas pastillas de menta y miel, que a pesar de que no sirven para curar la tos, sí serán útiles para aliviar la garganta.
  • Un poco antes de dormir, siempre será bueno tomar una tasa de té con limón y miel, ya que te ayudará a aliviar el dolor de garganta causado por la tos. Pero también es recomendable para mantener el organismo hidratado y hacer que el moco sea un poco más líquido.
  • Y si de dormir se trata, no te olvides de mantener la cabeza en alto, usando un par de almohadas, sobre todo si tienes tos seca.
  • Para curar la tos seca antes de ir a dormir, una cucharada de miel con una pizca de cúrcuma puede ser muy efectivo. Asimismo, masticar un trozo de jengibre puede ser una forma de evitar las molestias de la tos seca. 

Bien, ahora que sabes algunas de las causas de la tos y tienes estos consejos para su tratamiento, curar la tos será mucho más rápido. Si tienes cualquier duda, siempre debes consultar a un médico.

¿Conoces algún remedio casero para curar la tos?

anterior ¿Qué es la faseolamina? siguiente Eliminar manchas en la cara

Artículos recomendados

Comentarios