Malos hábitos alimenticios

Malos-habitos-alimenticios-01.jpg iStockphoto/Thinkstock

Un gran número de enfermedades por mala alimentación pueden prevenirse si te alimentas bien. Para evitar estos problemas de salud y disminuir el riesgo de enfermedades es fundamental terminar con esos malos hábitos alimenticios frecuentes en millones de personas que pisan el planeta.

A veces, las ocupaciones laborales, familiares y estudiantiles te hacen distraer del cuidado de tu salud, por lo que te recomendamos leas este artículo que hemos preparado para ti y evalúes si tienes buenos o malos hábitos alimenticios.

Comer no es un juego

Malos-habitos-alimenticios-06.jpg iStockphoto/Thinkstock

Hay que decir que comer no es un juego, es parte vital de nuestra existencia, una necesidad que no debe saciarse solo para quitar el hambre, sino que debe asumirse con la conciencia de los alimentos que consumimos.

Si tienes hijos pequeños es muy importante que desde pequeños refuerces buenos hábitos alimenticios, ya que, finalmente, muchas de las cosas que aprendemos en casa es lo que practicaremos a lo largo de la vida.

Ahora te daremos una lista de malos hábitos alimenticios y serás tú quien evalúe si efectivamente son acciones que realizas y si de verdad quieres erradicarlas de tu vida y tu entorno familiar. Es hora de parar con los malos hábitos alimenticios.

Malos hábitos de alimentación que afectan tu salud

Aprender a llevar tus cargas por igual es muy importante, jamás pongas en juego tu salud cuando se tratan de asuntos laborales u otros, cada situación tiene su momento y alimentarse debe tener toda tu atención, no puedes andar comiendo lo primero que se aparezca.

Saltearse el desayuno

 Malos-habitos-alimenticios-02.jpgNo es mentira cuando las madres suelen decir que el desayuno es la comida más importante del día; por alguna razón, ellas no pueden despegarse de la mesa hasta ver que acabas todo lo que hay en la mesa. Tu cuerpo ha permanecido horas durmiendo y, aunque no lo creas, durante el sueño gastas suficiente energía. Consumir alimentos sanos a la hora del desayuno es garantía de contar con los nutrientes diarios necesarios. Si tú eres ese tipo de persona que desayuna una dona y una gaseosa seguramente ya tienes o estás más cerca del sobrepeso: no abuses del azúcar.

Comer a las apuradas

Malos-habitos-alimenticios-05.jpgLa mayoría de gente está ocupadísima y viven apuradas. Algunos dicen: «no podré demorarme en el almuerzo, tengo una reunión importante» o «vamos a comer algo rápido» y tal vez cometen un error craso que a largo plazo tiene sus resultados. Hay que masticar cuantas veces sea necesario; tragarse la comida, literalmente, es dejarle demasiado trabajo a tu estómago. Además, por comer más rápido no saciaras el hambre. Tómate un tiempo para comer despacio. No hay afán cuando se trata de tu salud. Fija una hora para comer y cúmplela cada día.

Falta de agua

Malos-habitos-alimenticios-04.jpgEs hora de hidratarte bien. Si no consumes la suficiente agua y productos líquidos durante el día puedes llegar a experimentar dolor de cabeza, disminución de la presión sanguínea, e incluso desmayarte en el momento menos apropiado. Debes tomar agua para evitar la deshidratación. No por menos el agua se ha convertido en centro de atención en el mundo, porque sin agua nadie podría sobrevivir.

Aguantar hambre

Malos-habitos-alimenticios-03.jpgAguantar el hambre es más común de lo que parece y en muchos casos no necesariamente depende de la falta de abastecimiento de alimentos, sino de la pereza. Si es tu caso, te invitamos a que te levantes de la silla ahora mismo y vayas a comer algo, no es tiempo de aguantar si el estómago te cruje. Además, aguantar el hambre puede desencadenar en un caso de hipoglucemia. Y si tienes la mala idea de comer demasiado al almuerzo para saciar tu hambre de la mañana, sí que haces un mal con tu organismo.

Estos son algunos de los hábitos saludables que deberías tener en cuenta cada día.  Otros como el evirtar el exceso de alcohol y tabaco o el abuso de la comida rápida, ya son bien conocidos, pero seguro que los que hemos comentado hoy los has pasado desapercibidos. Cuéntanos de tus malos hábitos alimenticios y cómo han repercutido en tu salud.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.