Vínculos entre la adicción a las drogas y la comida rápida

92402193.jpg iStockphoto/Thinkstock

Los científicos han desmostado los vínculos entre la adicción a las drogas y la adicción a la comida rápida. Actualmente las investigaciones en relación a este tema se han vuelto más profundas y las nuevas investigaciones indican que la comida chatarra se vincula a la adicción a la cocaína y la heroína, al menos en los animales.

Los investigadores demostraron que el centro de placer en el cerebro de las ratas era sobre estimulado por la comida rápida, teniendo el mismo efecto que produce la cocaína en los adictos.

Eventualmente los centros de placer se ven tan saturados que cada ves necesitan más y más cantidades de comida chatarra para sentirse normales, según Paul H. Kenny, profesor de terapias moleculares del Instituto de Investigación Scripps.

Durante 40 días se estudió tres grupos de ratas, al primero sólo se le dieron alimentos saludables, el segundo grupo sólo comió una cantidad limitada de comida chatarra, y el tercer grupo pudo comer la cantidad que quisiera de alimentos ricos en grasa y calorías, este grupo, obviamente, se volvió obeso.

El cerebro de las ratas obesas cambió, y los animales necesitaban la comida chatarra constantemente, cuando se les ofrecían alimentos saludables éstas los rechazaban.

Estos estudios confirman que cuando se consume en forma regular y sin moderación comidas que generan placer se produce una adicción, y el cerebro responde desarrollando hábitos de alimentación compulsivos.

La adicción a la comida y la adicción a las drogas se produce por mecanismos similares.

Artículos recomendados

Comentarios