Beneficios de la vitamina E para la salud

96893987_0.jpg

La vitamina E es un poderoso antioxidante que se encarga de neutralizar los radicales libres presentes en el organismo, responsables del daño celular y, por ende, de los tejidos. Los beneficios de la vitamina E también se asocian a la salud del sistema circulatorio, además ayuda a la buena cicatrización de las heridas. Algunos estudios han mostrado que la vitamina E disminuye los síntomas del síndrome premenstrual y reduce el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer de seno.

Otros estudios han mostrado que el consumo de grandes dosis de vitamina E puede disminuir el riesgo de sufrir enfermedades coronarias. Además, estudios en animales sugieren que la vitamina E tiene la capacidad de hacer más lento el desarrollo de la arteroesclerosis, sin embargo la Asociación Norteamericana de Cardiología no recomienda el uso de suplementos vitamínicos hasta que los efectos sean probados en muestras poblacionales más amplias, a través de ensayos clínicos controlados.

Los nutricionistas categorizan las vitaminas teniendo en cuenta la sustancia en la cual se pueden disolver: vitaminas solubles en agua y vitaminas solubles en grasa. La vitamina E hace parte del segundo grupo, junto a las vitaminas A, D y K, que se almacenan en los tejidos grasos del organismo en períodos que van desde días hasta meses. Cuando se consume una cantidad excesiva de vitaminas solubles en grasa estás pueden afectar negativamente el funcionamiento del hígado, desencadenando problemas de salud, razón por la cual es conveniente evitar el abuso de los suplementos vitamínicos.

Es necesario recordar también, que la ingesta exagerada de vitaminas solubles en grasa puede generar toxicidad, además una dieta balanceada con alimentos frescos, le proporciona al organismo los nutrientes que requiere, evitándole problemas, ya que el cuerpo sólo necesita pequeñas cantidades de cada vitamina, más exactamente las mujeres necesitan 8 miligramos diariosde vitamina E mientras que los hombres necesitan 10.

Los alimentos en donde se puede encontrar vitamina E en estado natural son gérmen de trigo, aceite vegetal y margarina, aguacate, productos hechos a base de cereales enteros, yema (parte amarilla) de huevo, nueces, hígado y mantequilla de maní, los cuales pueden ser consumidos a diario para mantener equilibrados los niveles de vitamina E.

Artículos recomendados

Comentarios