El aumento de peso al dejar de fumar es pasajero

136546897.jpg iStockphoto/Thinkstock

Una de las clásicas excusas que utilizan los fumadores para no dejar el hábito es que "van a engordar". Lo cual es verdad, pero el aumento de peso es totalmente temporal. Una dieta balanceada y realizar ejercicio físico hace que el aumento de peso que se produce en los primeros meses de dejar el tabaco se contrarreste sin problemas.

Cuando un fumador deja, se estima que puede llegar a ganar 2,5 kg aproximadamente, siendo las mujeres las más propensas, seguidas por los menores de 55 años y por aquellos fumadores que consumen más de 15 cigarrillos al día. Sin embargo este aumento de peso es pasajero.

Lo que sucede es que la falta de nicotina modifica los procesos termorreguladores y el efecto hace que se deposite mayor cantidad de sustancias grasas en el organismo. A esto debe sumársele que al dejar de fumar se recupera el olfato y el gusto, también se siente irritabilidad generada a partir del ansia de nicotina, es por estas razones que aumenta la ingesta de alimentos.

Todos estos síntomas se vinculan a un síndrome de abstinencia que se comienza a sentir a las horas de haber dejado de fumar y se puede prolongar hasta un mes.

Sin embargo, haciendo ejercicio y siguiendo una dieta sana se puede dejar de fumar sin sumar quilos de más, y la excusa de que al dejar se engorda, deja de ser válida.

Artículos recomendados

1 Comentarios

Un mes sin fumar, me gustaría compartir los beneficios y que alguien me recomendara comidas apropiadas porque como mucho chocolate

Lun, 2012-11-05 15:16

Comentarios