Consejos para prevenir y reducir la flacidez

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

Tarde o temprano, tanto hombres como mujeres, tendremos flacidez. Sin embargo, no hay que desesperarse: existen consejos para prevenir y reducir la flacidez, que nos serán de gran utilidad también para llevar una vida más sana.

¿Por qué se produce la flacidez?

La flacidez se debe a diversos factores, principalmente la edad, ya que el colágeno y la elastina se hacen menos eficaces con el paso de los años.

También la obesidad, una pérdida brusca de peso, así como la falta de ejercicio, el embarazo o la mala alimentación pueden producir flacidez.

Cómo reducir la flacidez

Hacer ejercicio

El primer consejo para reducir la flacidez, y probablemente el más esencial es hacer ejercicio, especialmente localizado en el área donde tengamos flacidez. Las actividades deberán de ser de alto impacto hasta que el músculo consiga el tono nuevamente.

Ducha de agua fría

Ducharse con agua fría luego del ejercicio podría ayudarnos. Ojo, no es necesario helarnos, sino más bien direccionar el agua fría hacia esos sitios con flacidez, como, por ejemplo, las piernas.

Piel hidratada

Cuidar la piel de sol y tener una correcta hidratación mediante cremas y bebiendo agua nos ayudará a mantener el colágeno de la piel. Si estamos siguiendo un programa de pérdida de peso, debemos buscar uno en que la pérdida se realice poco a poco, y así también evitaremos estrías y celulitis.

Alimentación balanceada

En cuanto a la alimentación, la vitamina A (zanahoria, huevos, leche), la vitamina B (banana, atún, legumbres y avena), la vitamina E y el omega-3 (salmón, nueces, almendras), así como los alimentos con fibra, son fundamentales. También las proteínas son sumamente importantes, ya que ante los ejercicios de tonificación muscular, estas nos ayudarán en nuestra tarea de combatir la flacidez.

Si somos fumadores, dejar el tabaco será un gran paso contra la flacidez y el envejecimiento prematuro de la piel.

Ayudar a nuestra piel mediante masajes es otro punto clave. Podemos utilizar aceite de coco o aceite de oliva para mejorar la circulación sanguínea.

Remedios naturales para reducir la flacidez

 Los elementos naturales siempre nos ayudan en la belleza de la piel, por eso tenemos algunos remedios naturales para reducir la flacidez.

Primero mezclaremos una cuchara de jugo de caña de azúcar con una de cúrcuma en polvo, esta pasta se debe dejar actuar 15 minutos una vez a la semana.

También podemos aplastar unas frutillas y mezclar la pulpa con dos cucharadas de yogur natural, aplicarla en la cara para evitar su flacidez. Debes dejarla actuar 15 minutos y enjuagar.

Otra forma de reducir la flacidez es mediante una mascarilla de huevos y aceite de tomillo. O bien cortar un tomate a la mitad, pasarlo por la piel y luego lavarlo con agua helada es otros consejo que podemos seguir para mejorar el aspecto de nuestra piel.

Estos son algunos consejos para prevenir y reducir la flacidez. Cuidar nuestra piel es un aspecto importante, no solo como un asunto estético, sino también de salud: una piel bonita significa una buena alimentación, un adecuado ejercicio y un estado de vitalidad.

¿Qué te parecen estos consejos? ¿Piensas aplicar alguno de ellos?

Artículos recomendados

Comentarios