El cuerpo de pera y el cuerpo de manzana

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

El cuerpo de una mujer puede tener diversas formas –triángulo, triángulo invertido, reloj de arena, círculo–, pero si queremos hacer una clasificación muy general, podemos dividir las figuras en dos: el cuerpo de pera y el cuerpo de manzana. Estos tipos físicos tienen fundamentales indicaciones respecto a la salud y la dieta a seguir. Por ello, conoceremos las pincipales características de estos tipos de cuerpo femeninos y sus implicancias en la salud.

Cuerpo de manzana

Este tipo de mujeres tienen grasas acumuladas mayormente en el área abdominal: tienen caderas estrechas, pecho grande y poca cintura. Suelen tener los brazos gruesos, la cara redonda e incluso jorobas en la parte superior de la espalda.

Como la mayor parte de la grasa es visceral, tienen mayores riesgos para su salud, ya que disminuye la sensibilidad a la insulina, aumenta la hipertensión y sube el colesterol. Por ende, aumenta el riesgo de enfermedades coronarias y diabetes. También sufren dolores en articulaciones y son más propensas al cáncer de mama.

Cuerpo de pera

Las mujeres con forma de pera tendrán la grasa concentrada en las piernas, los muslos y las caderas, con una parte superior del cuerpo más pequeña –cintura y pecho–.

Este tipo de cuerpo está influenciado por los estrógenos. Sus mayores riesgos son las varices, la celulitis, el síndrome metabólico, la osteoporosis, y los desórdenes alimenticios.

La dieta según el tipo de cuerpo

Son las hormonas y el metabolismo quienes se encargan de quemar grasas. Si tu cuerpo tiene algún fallo hormonal, tendrás la grasa en un sitio u otro.

Para el cuerpo de manzana debemos evitar el ejercicio intensivo y las dietas muy restrictivas, ya que esto se traduce en hambre, el hambre en estrés, y el estrés produce cortisol, que ralentiza el metabolismo aumentando la grasa en el vientre.

En cambio, deben comer alimentos con bajo índice glucémico y reducir la cantidad de hidratos de carbono, que podemos sustituir por lentejas, berenjenas o pimientos rojos.

Por su parte, las mujeres con cuerpo de pera pueden aumentar el metabolismo mediante el consumo de alimentos ricos en fibra.

Más allá de estas recomendaciones, debemos saber que realizar varias comidas al día, de porciones pequeñas y practicas ejercicio son las claves de una pérdida de peso de forma saludable. Tú, ¿qué tipo de cuerpo tienes: cuerpo de pera o cuerpo de manzana? ¿Te cuesta adelgazar o sigues un plan alimenticio de acuerdo a tu tipo de cuerpo?

anterior ¿Qué es el reflujo gastroesofágico? siguiente ¿Qué es la glucosa?

Artículos recomendados

Comentarios