¿En qué consiste un buen menú laboral?

108725322.jpg iStockphoto/Thinkstock
El consumo de ensalada es parte de un buen menú laboral

Lamentablemente en una infinidad de trabajos no se respeta el derecho del empleado a tener un tiempo libre en la mitad de la jornada laboral para poder comer de manera adecuada. De hecho a veces se respeta, pero es un período de tiempo tan breve que no alcanza para que el trabajador ingiera adecuadamente sus alimentos y los procese como es debido.

La necesidad de alimentarse bien no sólo constituye un pilar básico para nuestro organismo, sino que además puede incidir positivamente en el trabajo que realizamos, pues si nos encontramos bien alimentados y por lo tanto con energías trabajaremos de una forma mucho más eficiente que si no estamos bien alimentados.

El vicepresidente de la Academia de Ciencias Médicas y coordinador del Servicio de Prevención del Ayuntamiento de Bilbao, Juan Goíria ha señalado la importancia de tener un buen menú laboral que nos nutra adecuadamente, y ha hecho algunas recomendaciones culinarias interesantes al respecto.

Según el experto un buen menú laboral tendría como primer plato un plato de pasta acompañado por una ensalada de verduras. En segundo lugar consistiría en un pescado blanco o carne a la plancha, evitando ser cocinada con grasa para que se digiera fácilmente. Y finalmente debería comerse una fruta, un yogur o un trozo de queso.

Este menú básico tiene un ventaja muy importante, y es que hace mucho más sencilla la digestión sin hacerla pesada, lo cual es una condición sumamente necesaria para que logremos continuar trabajando de una manera adecuada luego de alimentarnos.

Goíria recomendó también evitar el consumo de cafeína a lo largo de la jornada laboral, pues ésta hace muy difícil la concentración y aumenta el estrés. Otro elemento que el experto recomendó evitar es el consumo de bebidas alcohólicas en el menú laboral, pues, a pesar de que acompañar la comida con una copa de vino es muy saludable, es preferible que esto se realice en la cena, pues el alcohol influye negativamente en nuestra capacidad de concentración.

La importancia de contar con un menú laboral que permita nutrirnos adecuadamente a la vez que no incidir negativamente en nuestra actividad laboral es fundamental, pues esto no sólo contribuye a la salud del empleado, sino que no obstruye en lo absoluto (de hecho contribuye a su mejora) la actividad que realiza. Las empresas deberían considerar la posibilidad de contar con un servicio gastronómico para sus empleados, pues esto más que resultar un gasto puede entenderse como una inversión.

VIA | Europa Press

Artículos recomendados

Comentarios