Más beneficios en el ajo

Imagen de Eduardo Hugalde
Enviado por: Eduardo Hugalde

Ya hemos hablado largo y tendido sobre los beneficios del ajo, especialmente de sus propiedades curativas. Sin lugar a dudas, el ajo es un superalimento y aliado natural insustituible de nuestro sistema inmune.

Y cuando creíamos saberlo todo, siempre surge un nuevo dato o investigación. Por ello, hoy compartiremos más beneficios del ajo con todos ustedes, esperando convencerlos de por qué el ajo debe estar presente en nuestra alimentación diaria.

Por qué el ajo es tan beneficoso

Para empezar, debemos saber que el componente que hace del ajo un potente antibiótico es la alicina, que proviene de la ruptura de un aminoácido llamado aliina mediante la acción de una enzima llamada alinasa.

Por ello, al machacar un ajo, rompemos la estructura celular que separa los componentes, y tras esperar unos 15 minutos, se producirá esta reacción, se liberará la alicina y el poder curativo y antibiótico del ajo comenzará a ser efectivo.

Beneficos del ajo para problemas pulmonares

Como dijmos antes, el ajo es un eficiente antibiótico natural que nos permite acabar con bacterias y virus. Bien, según Bob Anderson, de Gourmet Garlic Gardens, no debemos subestimar el poder curativo del ajo en casos de tuberculosis resistente a las drogas farmacológicas.

Para quien no lo pueda imaginar, Anderson sostiene que existen estudios que demuestran la eficacia de los vapores liberados por el ajo machacado es suficiente para acabar con bacterias distantes a más de 25 centímetros de distancia.

Si bien esto es difícil de comprobar, sí podemos pensar que tiene razón en afirmar que el ajo es bueno para tratar la congestión en los pulmones. Según Anderson, basta con machacar ajo y dejarlo reposar por 15 minutos antes de mezclarlo con agua y hacer una especie de gárgara inversa.

Debes llenarte la boca con la mezcla de agua y ajo finamente machacado. Luego, sin tragar, con la cabeza inclinada hacia arriba, debes poner la boca como si fueras a soplar, pero en vez de ello, tendrás que inhalar a través de la boca.

Con seguridad, toserás y escupirás el agua que tomó la vía equivocada, pero habrá sido suficiente para que el poder curativo del ajo haya actuado sobre la mucosidad que tienes en tus vías respiratorias, liberándote de bacterias que te afectan.

Ajo para el dolor de muelas

Nuestro amigo Anderson también nos convenció de que el ajo es un remedio natural para el dolor de muelas. Quizás este sea uno de los beneficios del ajo más sencillos de comprobar.

Así que la próxima vez que tengas un dolor de muelas, puedes probar con masticar un diente de ajo y dejar que el bolo rodeé la zona de la muela afectada. Puede que arda un poco, pero, al cabo de unos minutos, el ardor desparecerá y el dolor de muelas se reducirá bastante.

Bueno, como ves, siempre es posible sumar conocimiento y en este caso, descubrir más beneficios en el ajo es doblemente gratificante. ¿Conoces otras propiedades del ajo?

anterior Consejos para evitar la sensación de pies fríos siguiente Alimentos no saludables

Artículos recomendados

Comentarios