Tipos de pájaras

78377887.jpg Jupiterimages/Brand X Pictures/Thinkstock En “De pájaras y bajones” habíamos comenzado a hablar sobre las pájaras. Dijimos que eran bajones físicos que se producen súbitamente impidiendo que el deportista pueda mantener su ritmo físico. Es decir, una pájara son todos aquellos estados de fatiga extrema que se producen ocasionalmente al  realizar ejercicio físico de larga duración.

Lo que no hicimos en aquel entonces fue profundizar sobre los distintos tipos de pájaras. Y eso justamente es lo que vamos a hacer hoy.

Existen dos tipos de "pájara":

• La que se produce por falta de alimento
• La que es provocada por la falta de líquido.

Aunque cada una de esas clases de pájaras se definan  bajo el mismo nombre (pájara), las causas que las producen, así como los efectos que causan son distintos.

En la "pájara" por falta de líquido los principales efectos o síntomas que se presentas son mareos y pérdidas del conocimiento. Mientras que en la que se produce por falta de alimento se percibe debilidad, cansancio, apatía e incluso depresión, entre otros efectos.

Cuando se produce una pájara, cualquiera sea, el sudor reduce los líquidos y las sales de nuestro cuerpo y el corazón en consecuencia se ve obligado a trabajar mas rápido, pues al reducirse la cantidad de líquidos, también baja el volumen de sangre. El corazón debe trabajar más rápido para que el organismo reciba la misma cantidad de oxígeno y se desvié la energía necesaria del resto de los músculos al corazón, para conseguir el aumento del ritmo cardiaco.

Evidentemente, debemos evitar cualquier tipo de pájara,  ambas son igualmente peligrosas para la salud. Los deportistas suelen conocer  muy bien un gran "anti-pájaras", este es la  glucosa.  De todos modos, nunca debe tomársela mucho antes del ejercicio (mas de media hora) ya que se podría incluso producir el efecto contrario al buscado al comienzo de la marcha (aunque mas tarde todo proseguiría normalmente).

Lo conveniente, en caso de consumirla, es tomarla inmediatamente antes, durante y/o después del ejercicio.  La glucosa es un combustible que llega rápidamente al músculo, y que solo debemos utilizar cuando notemos que nos fallan o van a fallarnos las fuerzas, antes de terminar de ejercitarnos.

¿Pero que hacemos si nos viene una pájara y no tenemos ni tabletas ni ampollas de glucosa? Fácil, tomaremos azúcar disuelto en agua.

Via |  salud.infoplena

Artículos recomendados

Comentarios

1 Comentarios

[...] hombre del mazo en la cabeza… O lo que es lo mismo: te puede dar una pájara. Según leemos en este blog las pájaras producidas por falta de líquido se manifiestan con mareos y pérdidas de conocimiento [...]

Lun, 2009-07-06 00:12