Acné: ¿qué es y cómo se produce?

Imagen de Yabebiry
Enviado por: Yabebiry

Si alguien superó la adolescencia sin conocerle, desde ya mis felicitaciones: ha sido sin lugar a dudad bendecido. Sin embrago, no es lo usual. Todos -algunos más y otros menos-  hemos experimentado los inconvenientes del acné.

¿Qué es el acné?

Aunque cueste verle como una enfermedad, por lo habitual y cotidiano que es, el acné es una enfermedad.

Es una enfermedad de la piel (sumamente frecuente en adolescentes) que se caracteriza por manifestarse en forma de erupción, tanto en la cara, como el pecho y la espalda.

Por lo general, suele ser más común en mujeres jóvenes que en hombres. Siendo éstas las que sufren los mayores inconvenientes de sus famosos y molestos “granos”.  Aunque lógicamente, los hombres tampoco se escapan de padecerle.

El acné se produce cuando las glándulas de grasa de la piel -por causas desconocidas- se bloquean, permitiendo que la grasa se estanqué. Así, la grasa comienza a infectarse por la acción de una bacteria muy habitual en las glándulas antes mencionadas.

Durante la adolescencia, sus manifestaciones normalmente se agudizan  a causa de los cambios en las hormonas sexuales,  que juegan un papel fundamental, aumentando la frecuencia del proceso.

Por tanto, y aunque muchos suelen creer lo contrario, el acné no es causado por falta de higiene o por otos mitos que andana la vuelta, deambulando en el discurso popular. Como por ejemplo, una frecuente masturbación, la ingesta de alimentos inadecuados –por ejemplo chocolate- o falta de actividad sexual.

El acné se produce por ese proceso normal (que describimos anteriormente), en que las gandulas de la piel se bloquean. Y aunque es cierto que una adecuada limpieza puede contribuir a tratarle o evitarle, pensar que es la falta de higiene lo que le causa es un error, muy frecuente, pero error al fin.

Via | salud

Artículos recomendados

Comentarios