Remedios contra el mareo

Imagen de Yabebiry
Enviado por: Yabebiry

Cuando viajo me mareo”. Si leíste la frase anterior y pensaste que perfectamente podrías haber sido tu quien la dijo, te recomiendo leer el siguiente artículo, con consejos para evitar el mareo.

Viajar implica muchos cambios. Cambios de Hábito, de horario y de alimentación. Y a todo ello, viajar le suma el malvado movimiento, ese que combinado con los cambios anteriores produce nuestros mareos.

¿Qué debemos hacer si nos mareamos?

Primero, y antes que nada: es conveniente recordar los consejos del medico y no atragantarse con comida. Tomar una bebida helada, comer platos gigantescos y un postre súper calórico, seguramente va a concluir en una cosa: enfermedad, arruinando todo el viaje.

Viajar es irse del lugar habitual de uno, pero no necesariamente, de las sanas costumbres de uno. Por eso llevemos siempre con nosotros todas las recomendaciones de nuestro médico.

Segundo, para evitar el “mal movimiento” (mareo persistente  en que el sistema de equilibrio nota discrepancias entre lo que perciben sus sentidos y la información que llega al cerebro), es recomendable evitar los alimentos con mucha grasa, complicados de digerir. Como por ejemplo tomar leche o café con leche antes de comenzar el viaje. El nerviosismo del viaje aumenta la acidez del sistema digestivo y dificulta la digestión de estos alimentos. Es preferible tomar un té, una infusión, unas tostadas con un poco de jamón, queso no muy graso, yogur o un jugo de manzana antes que una taza de leche.  Estas precauciones ayudarán a evitar los mareos.

Tercero, si se viaja en auto o en barco no es conveniente comenzar el viaje con el estomago vació en ayunas. Alguna pieza de fruta, pan o tostadas será suficiente para revertir la situación. Lo que si hay que evitar son los líquidos, a modo de no marearse.

Si son desobedientes, y se subieron al barco sin desayunar al menos les pido una cosa: no suban a la cubierta, o se van a marear. Quienes saben del tema, aconsejaban masticar una rajita de limón o un trocito de jengibre.

Sencillito concreto y al pie, tres pasos para marearnos menos cada vez que viajamos.

Via | salud

Artículos recomendados

Comentarios