Recetas para el dolor de oídos

Imagen de Flupu
Enviado por: Flupu

Dicen que el dolor de oídos es una de las peores molestias que se pueden padecer. Quizás sea exagerado, pero doy fe que es realmente muy, muy, molesto. ¡Lo he sufrido mucho cuando era pequeña! El malestar localizado en el oído es una sensación muy desagradable y los síntomas varían; pueden ir desde puntadas y pinchazos hasta hinchazón, dolor agudo, enrojecimiento y pérdida de audición.

Ante un dolor de oídos, sea por el síntoma que sea, siempre lo mejor es recurrir al otorrinolaringólogo para que nos diagnostique lo más pronto posible. Mientras tanto, puedes preparar alguna de estas recetas para el dolor de oídos, que son caseras, fáciles y, lo más importante, muy efectivas para aliviar esta insoportable molestia.

Remedios caseros para el dolor de oídos

Aplicar calor en el oído

Uno de los mejores trucos para aliviar el dolor de oídos es aplicar calor húmedo sobre ellos, ¿lo sabías? Moja una pequeña toalla en agua tibia y presiónala contra tus orejas de manera que el calor húmedo entre a los oídos. Procura que no esté demasiado caliente para no quemarte. ¡Verás que esto te aliviará al instante!

Gotas de jugo de ajo

El ajo funciona como un antibiótico natural y entre sus propiedades curativas se incluye el tratamiento del dolor de oído. La receta es mezclar un diente de ajo con un poco de aceite de sésamo y calentar la mezcla en una cacerola. Una vez listo, lo utilizas como gotas para los oídos; lo aplicas y dejas tus oídos en reposo durante 10 minutos o más para no interrumpir el efecto.

Gotas de aceite de oliva

El aceite de oliva tibio es muy bueno para reducir las molestias y también para eliminar ese zumbido incómodo que nos hace sentir los "oídos tapados". Debes aplicar 2 o 3 gotas de este aceite tibio con un cuenta gotas en cada oído.

Cebolla

Otro alimento que sirve para eliminar el dolor de oído es la cebolla. Cocina una cebolla en agua hirviendo hasta que esté suave. Envuélvela en un paño y presiona sobre el oído dolorido. La cebolla también reduce esa sensación de mareo y molestia que a veces acompaña el dolor de oídos.

Hojas de menta, albahaca y/o mango

Hierve hojas de menta, albahaca o mango y luego coloca la solución sobre el área afectada. Esto te aliviará el dolor considerablemente.

Estirar los músculos

Ciertos movimientos musculares también ayuda a reducir dolores y molestias en los oídos. Por ejemplo, bostezar o masticar goma de mascar pueden hacer que los músculos de la zona de los oídos se estiren y relajen. Esto es muy útil también para el dolor de oídos típico de los cambios en la presión del aire en un despegue o aterrizaje de avión.

Más consejos para reducir el dolor de oídos

Otros consejos que vale la pena tener en cuenta son:

  • Seca los oídos con secador de pelo en vez de frotarlos cuando salgas de la ducha.
  • Protege tus oídos con una bufanda cuando salgas de casa.
  • Mantén una buena higiene. Muchas veces el dolor de oídos (y hasta la pérdida de audición) se produce debido a un exceso de cerumen.

¡Espero que estas recetas para el dolor de oídos te sean útiles! ¿Tienes alguna otra para compartir con nosotros?

Artículos recomendados

Comentarios